Información

Búsqueda de un cuestionario de estereotipos de género específico para europa central

Búsqueda de un cuestionario de estereotipos de género específico para europa central



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Al revisar la literatura, existen varios inventarios para medir los valores de estereotipo de género. Por ejemplo, por nombrar solo algunos:

  • la lista de verificación de adjetivos (ACL; Williams & Bennett, 1975)
  • el Cuestionario de estereotipos de roles sexuales (Rosenkrantz et al., 1968)
  • el Cuestionario de atributos personales (PAQ, Spence, Helmreich y Stapp, 1974; Runge et al., 1981)
  • el Inventario de roles sexuales de Bem (BSRI; Bem, 1974; Schneider-Düker & Kohler, 1988)
  • la escala de sexismo moderno (Swim et al., 1995)
  • el Inventario de Sexismo Ambivalente (Glick & Fiske, 1996)
  • el Skala zur Messung der normativen Geschlechtsrollen-Orientierung (GRO-Skala; Krampen, 1979, 1983)

Sin embargo, como puede verse claramente, estos instrumentos están desactualizados y, a menudo, se basan en la cultura angloamericana.

¿Alguien puede ayudarme con una pista sobre un cuestionario de estereotipos de género más contemporáneo que se refiera a Alemania o Europa central respectivamente? Un inventario ya editado para la administración de computadoras sería ideal.


Búsqueda de un cuestionario de estereotipos de género específico para europa central - Psicología

Mostrando resultados del 1 al 19 de 19
1



en Année Psychologique (2014), 114 (1), 61-75

La inhibición de una respuesta prepotente representa un sello distintivo del control ejecutivo (o cognitivo), lo que permite a los individuos adaptarse al entorno en constante cambio. Esta habilidad se puede estudiar con la parada. [más ▼]

La inhibición de una respuesta prepotente representa un sello distintivo del control ejecutivo (o cognitivo), lo que permite a los individuos adaptarse al entorno en constante cambio. Esta capacidad puede estudiarse con el paradigma de la señal de parada, en el que los procesos & quotgo & quot (ejecución de la respuesta) y los procesos & quotstop & quot (inhibición de la respuesta) compiten entre sí. Esta competencia conduce a ajustes proactivos y reactivos de la estrategia de respuesta para equilibrar la velocidad y la precaución. Estos ajustes se han estudiado intensamente en muestras de adultos; sin embargo, pocos estudios han explorado estos ajustes desde una perspectiva de desarrollo. Por lo tanto, a 107 niños de 6 a 12 años se les asignó una tarea de señal de parada en la que distinguimos los ajustes proactivos (respuesta retardada) de los reactivos (ralentización posterior al error) para estudiar las tendencias del desarrollo en la inhibición de una respuesta prepotente. así como ajustes de estrategia de respuesta proactivos y reactivos. Se observó una mejora del desarrollo en la inhibición de una respuesta prepotente y habilidades de ajuste proactivo, mientras que el ajuste de la estrategia de respuesta reactiva permaneció estable durante el período de edad estudiado aquí. Estos resultados replicaron y ampliaron los conocimientos previos sobre el desarrollo del control cognitivo. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 25 (0 ULiège)



en Année Psychologique (2013), 113 (2), 161-167

Referencia detallada consultada: 103 (28 ULiège)



en Année Psychologique (2012), 112

L'idée que le sexisme puisse s’exprimer sous forme de bienveillance peut paraître surprenante. En effet, la représentation que nous avons habituellement d’une personne sexiste est celle d’un homme aux. [más ▼]

L'idée que le sexisme puisse s’exprimer sous forme de bienveillance peut paraître surprenante. En efecto, la représentation que nous avons habituellement d’une personne sexiste est celle d’un homme aux attitudes clairement hostiles à l’égard des femmes. Le but de cette revue de littérature est de mettre en évidence une forme plus sutil de sexisme, le sexisme bienveillant, qui renvoie à des attitudes sexistes subjetivism positives, teintées de galanterie et de condescendance. Plus précisément, ce travail insiste sur la nécessité de prendre en compte cette forme insidieuse de sexisme dans la compréhension des Relations entre les géneros y de la considérer comme un véritable processus de maintien des inégalités sociales entre les hommes et les femmes. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 1402 (31 ULiège)



en Année Psychologique (2011), 111

La capacidad de los pacientes amnésicos para aprender nueva información semántica es un tema de investigación que tiene un interés renovado durante unos 10 años, en particular siguiendo a Vargha-Khadem y colaboradores (1997). [Más ▼]

La capacidad de los pacientes amnésicos para aprender nueva información semántica es un tema de investigación que tiene un interés renovado durante unos 10 años, en particular siguiendo los trabajos de Vargha-Khadem y colaboradores (1997) y el impacto de estos resultados tanto en nuestra comprensión de la relaciones entre la memoria semántica y episódica y, desde el punto de vista clínico, en la forma de considerar las posibilidades de rehabilitación de estos pacientes. Esta revisión tiene como objetivo presentar lo que se sabe sobre este tema, tratando de dar respuesta a 4 preguntas diferentes: ¿Cuáles son las relaciones entre la memoria episódica y semántica? ¿El estudio de pacientes amnésicos aporta datos que contribuyan a este debate? ¿Son estos pacientes realmente capaces de aprender nueva información semántica y, de ser así, en qué medida? ¿Cuál es la naturaleza del conocimiento que pueden adquirir los pacientes amnésicos? [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 82 (6 ULiège)



en Année Psychologique (2010), 110

El componente prescriptivo de los estereotipos se define como un conjunto de creencias sobre las características que deben poseer los miembros del grupo. Se ha estudiado principalmente en relación con los estereotipos de género. Nosotros creemos eso. [más ▼]

El componente prescriptivo de los estereotipos se define como un conjunto de creencias sobre las características que deben poseer los miembros del grupo. Se ha estudiado principalmente en relación con los estereotipos de género. Creemos que la función principal de este componente prescriptivo es permitir que los miembros del grupo dominante mantengan a los miembros del grupo subordinado en una posición ventajosa para ellos mismos. Para ilustrar nuestra propuesta, presentamos varios artículos teóricos y empíricos, mostrando que el estatus relativo de los grupos sociales es un determinante de qué características se prescriben a los miembros de estos grupos que los subordinados que no cumplen con la prescripción son sancionados y que los dominantes prescriben. a las características de los subordinados que consideran beneficiosas para su propio grupo. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 213 (20 ULiège)



en Année Psychologique (2006), 106 (2), 235-263

El Inventario de Sexismo Ambivalente de Glick y Fiske (1996) es una medida de sexismo hostil (antipatía sexista) y sexismo benevolente (una actitud subjetivamente positiva hacia las mujeres). Este artículo propone un francés. [más ▼]

El Inventario de Sexismo Ambivalente de Glick y Fiske (1996) es una medida de sexismo hostil (antipatía sexista) y sexismo benevolente (una actitud subjetivamente positiva hacia las mujeres). Este artículo propone una versión francesa de esta escala, la Echelle de Sexisme Ambivalent (ESA). Tres estudios con más de 1000 participantes establecieron la validez de esta nueva escala. El primero es la aplicación del modelo extendido de Rasch que confirmó las cualidades psicométricas de la ESA, tanto para hombres como para mujeres. El segundo estudio estableció la validez estructural y predictiva en un análisis de covarianza. Este estudio nuevamente mostró que tanto los participantes masculinos como femeninos mostraron el mismo patrón estructural. A continuación, se evaluó la validez tanto discriminante como convergente, comparándola con la Escala de Neosexismo (Tougas, Brown, Beaton y Joly, 1995) y la Escala de Dominio Social (Sidanius y Pratto, 1999). Finalmente, se discuten las implicaciones prácticas y teóricas. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 1145 (24 ULiège)


en Année Psychologique (2001), 101 (1), 155-181

En esta revisión, el autor propone una síntesis del modelo biosocial de personalidad desarrollado por Cloninger. Este modelo se basa en varias hipótesis neurobiológicas y clínicas. De acuerdo a esto . [más ▼]

En esta revisión, el autor propone una síntesis del modelo biosocial de personalidad desarrollado por Cloninger. Este modelo se basa en varias hipótesis neurobiológicas y clínicas. Según este modelo, la personalidad se describe mediante 4 temperamentos (búsqueda de novedades, evitación del daño, dependencia de la recompensa y persistencia) que son heredables de forma independiente y están relacionados con neurotransmisores centrales específicos, y 3 caracteres (autodirección, cooperación y autotrascendencia ) que maduran en la edad adulta. TCI (Inventario de temperamento y carácter) es un cuestionario de 226 ítems desarrollado por Cloninger para evaluar las 7 dimensiones de la personalidad. Las relaciones entre temperamentos y neurotransmisores es particularmente relevante en la investigación y en la práctica clínica. Desde un punto de vista clínico, el modelo proporciona una base para integrar el diagnóstico y la planificación del tratamiento, incluida la psicoterapia y la farmacoterapia. Esta revisión discute las ventajas y las limitaciones de este modelo y propone algunas direcciones futuras. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 328 (44 ULiège)




Búsqueda de un cuestionario de estereotipos de género específico para europa central - Psicología

Resultados 61-80 de 123.
1 2 3 4 5 6 7


en Personalidad y diferencias individuales (2003), 34 (6), 1039-1048

Los estudios de potencial relacionado con eventos (ERP) evidenciaron que algunas dimensiones de la personalidad inducían diferentes actitudes cognitivas controladas hacia el procesamiento de la información. Sin embargo, hay pocos datos disponibles sobre. [más ▼]

Los estudios de potencial relacionado con eventos (ERP) evidenciaron que algunas dimensiones de la personalidad inducían diferentes actitudes cognitivas controladas hacia el procesamiento de la información. Sin embargo, hay pocos datos disponibles sobre las posibles relaciones entre la personalidad y la atención automática o el procesamiento sensorial temprano. En el presente estudio se investigaron las relaciones entre la negatividad de desajuste (MMN) y la personalidad descrita por el modelo de personalidad de Cloninger. Los sujetos fueron 32 voluntarios sanos. El MMN se registró con tonos de estímulo frecuentes de 1470 Hz, 70 dB y 40 ms de duración, y tonos objetivo (20%) de 1470 Hz, 70 dB, 80 ms de duración. Los sujetos completaron una versión en francés del auto-cuestionario de 226 ítems TCI dentro del día siguiente al registro psicofisiológico. Los resultados mostraron que la dimensión HA se correlacionó negativamente con la amplitud MMN. La asociación estuvo más presente entre las mujeres que entre los hombres. No existió una relación significativa entre las otras dimensiones de la personalidad y la amplitud o latencia del MMN. Estos hallazgos sugieren que el MMN está relacionado con el sistema de inhibición conductual (BIS), hecho que concuerda con los estudios clínicos realizados sobre esquizofrenia y trastornos de ansiedad. En conclusión, este estudio sugiere que las dimensiones de la personalidad inducen diferentes actitudes automáticas hacia el procesamiento de la información. (C) 2002 Publicado por Elsevier Science Ltd. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 169 (9 ULiège)


en Psicofarmacología Humana (2003), 18 (3), 201-5

La identificación de las estructuras cerebrales y los neurotransmisores responsables de la generación y / o modulación de la negatividad del desajuste (MMN) puede contribuir a una comprensión más clara de su. [más ▼]

La identificación de las estructuras cerebrales y los neurotransmisores responsables de la generación y / o modulación de la negatividad del desajuste (MMN) puede contribuir a una comprensión más clara de su importancia funcional y puede tener implicaciones clínicas. En este contexto, algunos hallazgos sugieren que el MMN registrado en el cuero cabelludo refleja la actividad de múltiples conjuntos neuronales dentro o en las inmediaciones de la corteza auditiva primaria y con una posible contribución de la corteza frontal. Sin embargo, hay pocos datos disponibles sobre la influencia de los sistemas de neurotransmisores en el MMN. En este estudio, se investigó la relación entre los sistemas noradrenérgico y dopaminérgico y el MMN en 34 voluntarios sanos. Las actividades noradrenérgicas y dopaminérgicas se evaluaron con las pruebas de provocación con apomorfina y clonidina. Los resultados no mostraron una relación significativa entre las respuestas de la hormona del crecimiento (GH) a la apomorfina o clonidina y la amplitud o latencia de MMN. Por lo tanto, este estudio no demuestra la implicación de las actividades dopaminérgicas y noradrenérgicas evaluadas por la respuesta de la GH a la apomorfina y la clonidina para la generación y / o modulación del MMN. Sin embargo, dada la complejidad de los sistemas centrales de neurotransmisores, estos resultados no pueden considerarse como evidencia definitiva en contra de una relación entre la actividad dopaminérgica y noradrenérgica y el MMN. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 98 (9 ULiège)


en Psicofarmacología (2002), 164 (1), 27-32

FUNDAMENTO: Flesinoxan es un agonista de 5-HT (1A) altamente potente y selectivo y parece ser una sonda serotoninérgica neuroendocrina potencialmente interesante. OBJETIVOS: Evaluamos hormonal (ACTH, cortisol. [Más ▼]

FUNDAMENTO: Flesinoxan es un agonista de 5-HT (1A) altamente potente y selectivo y parece ser una sonda serotoninérgica neuroendocrina potencialmente interesante. Objetivos: Evaluamos las respuestas hormonales (ACTH, cortisol, prolactina y hormona del crecimiento) y de temperatura al flesinoxano en voluntarios normales. MÉTODOS: En un estudio doble ciego controlado con placebo, se inyectaron dosis únicas de 0,5 mg y 1 mg durante 10 minutos a 12 voluntarios varones sanos a intervalos de 1 semana. La temperatura y las respuestas hormonales se midieron en los tiempos -30, 0, 15, 30, 60, 90 y 120 min. RESULTADOS: Flesinoxan indujo un aumento significativo y dependiente de la dosis de la hormona adrenocorticotrópica (ACTH), cortisol, prolactina (PRL), hormona del crecimiento (GH) y una disminución de la temperatura corporal. La tolerancia al flesinoxan fue excelente. CONCLUSIONES: Estos resultados mostraron el papel de los mecanismos de 5-HT (1A) en las respuestas de PRL, ACTH, cortisol, GH y temperatura al flesinoxano. En el presente estudio, el flesinoxano parece ser una sonda neuroendocrina serotoninérgica muy prometedora. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 51 (4 ULiège)


en Acta Neuropsychiatrica (2002), 14 (2), 66-70

La serotonina es uno de los neurotransmisores implicados en la personalidad normal. Muchos modelos psicobiológicos de personalidad incluyen algunas dimensiones relacionadas con la serotonina. Por ejemplo, la evitación de daños. [más ▼]

La serotonina es uno de los neurotransmisores implicados en la personalidad normal. Muchos modelos psicobiológicos de personalidad incluyen algunas dimensiones relacionadas con la serotonina. Por ejemplo, la dimensión de evitación del daño del modelo blosocial desarrollado por Cloninger está relacionada con la actividad serotoninérgica.Las puntuaciones más altas en la dimensión de evitación del daño deberían teóricamente reflejar un aumento de la actividad serotoninérgica.Sin embargo, los estudios de correlación relacionados con la actividad de la serotonina con la dimensión de evitación del daño no han arrojado resultados consistentes. Estos controvertidos resultados probablemente estén relacionados con la complejidad de los sistemas de neurotransmisores y las diferentes técnicas de evaluación utilizadas en estos estudios. Finalmente, estudios genéticos recientes han examinado la asociación entre las dimensiones de la personalidad y los polimorfismos de los receptores serotoninérgicos con resultados mixtos. La serotonina no solo está relacionada con algunas dimensiones de la personalidad normal. Varios trastornos psicopatológicos están asociados con la disfunción serotoninérgica. Más particularmente, el trastorno límite de la personalidad (TLP) puede definirse por muchos de los síntomas asociados con la desregulación serotoninérgica, que incluyen labilidad afectiva, conductas suicidas, impulsividad y pérdida del control de los impulsos. De hecho, varios informes han demostrado la eficacia de los fármacos selectivos para la recaptación de serotonina en el tratamiento de los síntomas depresivos e impulsivos de los pacientes con TLP. Además, algunos estudios de provocación han informado una menor actividad serotoninérgica en el TLP. Debido a que estos desafíos no son específicos, hemos evaluado la actividad serotoninérgica en el TLP con el desafío de flesinoxano. Los resultados preliminares mostraron que las respuestas de prolactina al flesinoxan fueron significativamente menores en los pacientes con TLP en comparación con las observadas en los controles. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 331 (7 ULiège)


en Medicina Psicológica (2002), 32 (5), 935-41

ANTECEDENTES: Varios estudios de provocación han informado anomalías de la función serotoninérgica en el trastorno límite de la personalidad (TLP). Sin embargo, existen problemas con las sondas farmacológicas utilizadas. [más ▼]

ANTECEDENTES: Varios estudios de provocación han informado anomalías de la función serotoninérgica en el trastorno límite de la personalidad (TLP). Sin embargo, existen problemas con las sondas farmacológicas utilizadas en estos estudios, ya que la fenfluramina y la m-CPP no solo son agentes serotoninérgicos sino que también inducen la liberación de catecolaminas, particularmente dopamina. Por lo tanto, probamos si los sujetos con TLP mostraban una respuesta de prolactina embotada (PRL) al flesinoxano, un agonista de 5-HT1A altamente potente y selectivo. MÉTODOS: La prueba de provocación con Flesinoxan se llevó a cabo en 20 pacientes con TLP y 20 controles sanos emparejados por sexo pero no por edad. Dado que 16 pacientes internados con TLP presentaban comorbilidad depresiva mayor, también se incluyó un grupo de 20 pacientes internados con depresión emparejados por sexo pero no por edad. RESULTADOS: Los pacientes internados con TLP exhibieron respuestas PRL atenuadas en comparación con los controles, mientras que los pacientes internados deprimidos no difirieron de los controles. Además, las respuestas de PRL fueron más bajas entre los pacientes internados con TLP que entre los pacientes internados deprimidos. Entre los pacientes internados con TLP, las respuestas de PRL al flesinoxan fueron menores en pacientes con antecedentes de intentos de suicidio (N = 8) que en aquellos con antecedentes negativos. CONCLUSIONES: Los resultados muestran una mayor participación de la función serotoninérgica en el TLP y son consistentes con estudios previos que relacionan una menor actividad serotoninérgica con la impulsividad. Más particularmente, nuestros datos sugieren que el TLP se caracteriza por una menor sensibilidad del receptor 5-HT1A. Además, los datos apoyan la participación de la actividad de 5-HT1A en la conducta suicida. Sin embargo, esta conclusión es limitada porque no se evaluaron otras respuestas hormonales como la ACTH y el cortisol, y porque la DBP se evaluó mediante un cuestionario de autoinforme y no una entrevista clínica estructurada. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 61 (10 ULiège)


en Personalidad y diferencias individuales (2002), 33 (6), 967-977

En el modelo biosocial de Cloninger, tres dimensiones principales de la personalidad, la búsqueda de novedades (NS), la evitación del daño (HA) y la dependencia de la recompensa (DR) dependen de los sistemas monoaminérgicos centrales, respectivamente. [más ▼]

En el modelo biosocial de Cloninger, las tres dimensiones principales de la personalidad, la búsqueda de novedades (NS), la evitación del daño (HA) y la dependencia de la recompensa (RD) dependen de los sistemas monoaminérgicos centrales, respectivamente dopaminérgico, serotoninérgico y noradrenérgico. Este estudio investigó las relaciones entre estas dimensiones principales de la personalidad y las respuestas de la hormona del crecimiento (GH) a las pruebas de provocación con apomorfina y clonidina en sujetos sanos. Las respuestas de GH a la apomorfina se correlacionaron significativamente con NS cuando se consideraron los valores relativos máximos (r = 0,47, P = 0,03). HA y RD no mostraron ninguna relación con las respuestas endocrinas. Por el contrario, no existió una relación significativa entre las respuestas de la GH a la clonidina y cualquiera de las tres dimensiones del temperamento. Estos resultados dieron otro apoyo al vínculo hipotético entre el SN y la neurotransmisión central dopaminérgica. Por el contrario, los resultados no confirmaron la asociación entre la DR y la neurotransmisión central noradrenérgica, probablemente porque la DR está mal validada. Esta confirmación parcial podría sugerir que el vínculo entre los rasgos de personalidad y los sistemas de neurotransmisión es probablemente indirecto. (C) 2002 Elsevier Science Ltd. Todos los derechos reservados. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 121 (14 ULiège)


en European Psychiatry (2001), 16 (7), 424-427

Hay varios datos disponibles sobre la implicación del sistema dopaminérgico en el control de la agresión dirigida hacia adentro. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en el. [más ▼]

Hay varios datos disponibles sobre la implicación del sistema dopaminérgico en el control de la agresión dirigida hacia adentro. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en la expresión de la conducta suicida al demostrar una respuesta de la hormona del crecimiento (GH) más pequeña a la apomorfina, un agonista dopaminérgico, en pacientes deprimidos con antecedentes de intentos de suicidio en comparación con los que no lo intentaron. En el presente estudio, para probar esta hipótesis, se midieron las respuestas de GH a la apomorfina intravenosa en pacientes no deprimidos con antecedentes de intentos de suicidio. El estudio se realizó en 17 pacientes varones no deprimidos con una puntuación inferior a 12 en la HAMD de 17 ítems. Los pacientes se dividieron en subgrupos en los que intentaron suicidarse (N = 7) y los que no lo intentaron (N = 10). Las respuestas medias de los picos de GH a la apomorfina difirieron significativamente entre los que intentaron suicidarse y los que no lo intentaron: (media +/- DE) para el pico de GH, 10,4 +/- 8,2 ng / ml frente a 27,3 +/- 13,1 ng / ml, F = 9,0, P = 0,009. En conclusión, las alteraciones dopaminérgicas parecen jugar un papel en la biología de la agresión dirigida hacia adentro en pacientes no deprimidos. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 37 (3 ULiège)


en Psiconeuroendocrinología (2001), 26 (7), 689-696

Varias líneas de evidencia sugieren un papel de la dopamina en el control de la conducta suicida. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en la biología del suicidio al demostrar a. [más ▼]

Varias líneas de evidencia sugieren un papel de la dopamina en el control de la conducta suicida. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en la biología del suicidio al demostrar una respuesta de la hormona del crecimiento (GH) más pequeña a la apomorfina, un agonista dopaminérgico, en pacientes deprimidos que luego murieron por suicidio. El propósito del presente estudio fue evaluar la respuesta de la GH a la apomorfina en pacientes con depresión mayor con antecedentes de intento de suicidio altamente letal en comparación con pacientes deprimidos con antecedentes de intentos de suicidio letales de por vida y que no lo intentaron. El estudio se realizó en una muestra de 26 pacientes varones deprimidos con antecedentes de intento de suicidio en comparación con 26 varones que no lo intentaron deprimidos. Observamos una diferencia significativa entre los que intentaron suicidarse y los que no lo intentaron (para el pico de GH, 6,3 +/- 5,1 ng / ml frente a 15,8 +/- 14,2 ng / ml, F = 10,3, gl = 1, 50, P = 0,002). Además, las respuestas máximas de GH a la apomorfina no difirieron entre los pacientes deprimidos con un historial de intentos de suicidio letales de por vida y los pacientes que realizaron un intento de suicidio de por vida de baja letalidad. En conclusión, los resultados del presente estudio apoyan el papel de la dopamina en la biología del comportamiento suicida. Más específicamente, una respuesta de GH deficiente a la apomorfina podría ser un marcador de riesgo de suicidio. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 42 (3 ULiège)


en Psiconeuroendocrinología (2001), 26 (3), 331-335

Hay varios datos disponibles sobre la implicación del sistema dopaminérgico en el control de la agresión dirigida hacia adentro. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en el. [más ▼]

Hay varios datos disponibles sobre la implicación del sistema dopaminérgico en el control de la agresión dirigida hacia adentro. Anteriormente, sugerimos una participación de la función dopaminérgica D2 en la expresión de la conducta suicida al demostrar una respuesta de la hormona del crecimiento (GH) más pequeña a la apomorfina, un agonista dopaminérgico, en pacientes deprimidos con antecedentes de intentos de suicidio en comparación con los que no lo intentaron. En el presente estudio, el propósito fue analizar las respuestas de la GH a la apomorfina en pacientes depresivos que luego murieron por suicidio. Nuestra muestra estuvo compuesta por ocho pacientes varones depresivos que murieron por suicidio en el plazo de un año después de la hospitalización. Estos pacientes se compararon con 18 pacientes varones con depresión mayor que nunca intentaron suicidarse. Las respuestas medias de los picos de GH a la apomorfina difirieron significativamente entre los que completaron el suicidio y los controles (media +/- DE): para el pico de GH, 7,6 +/- 4,1 ng / ml frente a 18,9 +/- 14,2 ng / ml, U = 30, Z = - 2,33, P = 0,02. Nuestros resultados tienden a confirmar el papel de la dopamina en la biología del suicidio en la depresión. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 51 (3 ULiège)

en Année Psychologique (2001), 101 (1), 155-181

En esta revisión, el autor propone una síntesis del modelo biosocial de personalidad desarrollado por Cloninger. Este modelo se basa en varias hipótesis neurobiológicas y clínicas. De acuerdo a esto . [más ▼]

En esta revisión, el autor propone una síntesis del modelo biosocial de personalidad desarrollado por Cloninger. Este modelo se basa en varias hipótesis neurobiológicas y clínicas. Según este modelo, la personalidad se describe mediante 4 temperamentos (búsqueda de novedades, evitación del daño, dependencia de la recompensa y persistencia) que son heredables de forma independiente y están relacionados con neurotransmisores centrales específicos, y 3 caracteres (autodirección, cooperación y autotrascendencia ) que maduran en la edad adulta. TCI (Inventario de temperamento y carácter) es un cuestionario de 226 ítems desarrollado por Cloninger para evaluar las 7 dimensiones de la personalidad. Las relaciones entre temperamentos y neurotransmisores es particularmente relevante en la investigación y en la práctica clínica. Desde un punto de vista clínico, el modelo proporciona una base para integrar el diagnóstico y la planificación del tratamiento, incluida la psicoterapia y la farmacoterapia. Esta revisión discute las ventajas y las limitaciones de este modelo y propone algunas direcciones futuras. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 328 (44 ULiège)

en Neuropsicobiología (2001), 44 (2), 91-94

Varias líneas de evidencia tienden a sugerir un papel de la noradrenalina, y más específicamente de los alfa-2-adrenorreceptores, en la biología de la conducta suicida. El propósito de este estudio fue evaluar el crecimiento. [más ▼]

Varias líneas de evidencia tienden a sugerir un papel de la noradrenalina, y más específicamente de los alfa-2-adrenorreceptores, en la biología de la conducta suicida. El propósito de este estudio fue evaluar la respuesta de la hormona del crecimiento (GH) a la clonidina, un agonista alfa-2-adrenérgico, en pacientes hospitalizados con depresión mayor y antecedentes de intento de suicidio altamente letal en comparación con pacientes deprimidos con antecedentes de intento de suicidio de baja letalidad. y no intentos. Nuestra muestra incluyó a 20 pacientes varones deprimidos hospitalizados con antecedentes de intento de suicidio en comparación con 20 varones que no lo intentaron deprimidos. No observamos ninguna diferencia significativa entre los que intentaron suicidarse y los que no lo intentaron para los valores máximos de GH (2,4 +/- 2,9 frente a 4,1 +/- 3,7 ng / ml F = 2,52, d.f. = 1, 38, p = 0,12). Además, las respuestas de los picos de GH a la clonidina no se relacionaron con el grado de letalidad del intento. Los resultados del presente estudio no apoyan un papel importante de la noradrenalina en la biología de la conducta suicida. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 29 (2 ULiège)


en European Journal of Psychological Assessment (2001), 17 (1), 56-62

El Inventario de Temperamento y Carácter (TCI) es un auto-cuestionario de 226 ítems desarrollado para evaluar las siete dimensiones de la personalidad descritas por Cloninger y sus colegas. Datos normativos de 322. [más ▼]

El Inventario de Temperamento y Carácter (TCI) es un auto-cuestionario de 226 ítems desarrollado para evaluar las siete dimensiones de la personalidad descritas por Cloninger y sus colegas. Se presentan datos normativos de 322 sujetos representativos de habla francesa de Bélgica y se discuten las propiedades psicométricas. Las puntuaciones medias de las dimensiones del temperamento fueron apreciablemente diferentes de las publicadas por Cloninger. En nuestra muestra, los puntajes de búsqueda de novedad y autotrascendencia fueron más bajos y los puntajes de evitación de daños fueron más altos en comparación con las normas estadounidenses. Las otras dimensiones eran casi idénticas. El análisis factorial mostró que la estructura factorial hipotética del temperamento y las dimensiones del carácter estaba casi confirmada. El presente estudio también confirmó que las escalas TCI estaban débilmente relacionadas entre sí. Las relaciones fueron consistentes con las reportadas en informes anteriores. También se encontraron diferencias de género para diferentes dimensiones. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 87 (13 ULiège)

en Neurophysiologie Clinique (2000), 30 (4), 211-31

La onda P300 es uno de los componentes cognitivos del potencial relacionado con eventos (ERP) que se utiliza para investigar los procesos cognitivos y que se puede utilizar para estudiar poblaciones de pacientes con una variedad. [más ▼]

La onda P300 es uno de los componentes cognitivos del potencial relacionado con eventos (ERP) que se utiliza para investigar los procesos cognitivos y que se puede utilizar para estudiar poblaciones de pacientes con una variedad de trastornos psiquiátricos. Su utilidad clínica se ha incrementado mediante la identificación de factores que contribuyen a la variabilidad en su amplitud y latencia. Sin embargo, su valor como índice de diagnóstico no se ha establecido por completo. Puede proporcionar un registro útil del procesamiento de la información de los pacientes e indicar la gravedad del estado clínico y su posible evolución. También puede ayudar a determinar qué enfoque terapéutico adoptar. En la presente revisión, los hallazgos en la literatura sobre la variación interindividual en la onda P300 se describen por primera vez, varias variables influyen significativamente en la amplitud y latencia de esta onda, como la edad, el género, la inteligencia y la personalidad. A continuación, se examina la relevancia de los datos de la literatura sobre las aplicaciones clínicas del P300 en psicopatología, incluyendo los estudios realizados para obtener un índice diagnóstico objetivo de los trastornos mentales y también los realizados para evaluar los problemas de interpretación de la información relacionada. con las patologías mentales examinadas. Se han examinado los hallazgos asociados con P300 sobre demencia, esquizofrenia, depresión, alcoholismo, adicción a las drogas, trastornos de ansiedad (trastorno de pánico, trastorno obsesivo compulsivo y síndrome de estrés postraumático) y trastornos de la personalidad (trastorno esquizoide, antisocial o límite de la personalidad). en detalle. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 133 (8 ULiège)

en Neurophysiologie Clinique (2000), 30 (4), 191-210

El P300 es una onda positiva que surge cuando se detecta un estímulo atendido. Sus parámetros dependen de una serie de variables, en particular el estado mental del sujeto, la tarea que tiene que ser. [más ▼]

El P300 es una onda positiva que surge cuando se detecta un estímulo atendido. Sus parámetros dependen de una serie de variables, en particular el estado mental del sujeto, la tarea que debe realizarse, la importancia del estímulo y el grado de atención. Se puede registrar con precisión y, por lo tanto, se pueden analizar las diferentes etapas del procesamiento de la información. La onda P300 muestra las modificaciones en la actividad neuronal que tienen lugar durante el proceso cognitivo: la latencia P300 proporciona una indicación indirecta de la duración de los procesos involucrados en la discriminación de estímulos, mientras que su amplitud, que está influenciada por una serie de variables, proporciona un índice de la intensidad de la activación o excitación energética involucrada. La onda P300 consta de varios componentes que reflejan distintos eventos de procesamiento de información (P3a, P3b, P3e, P-SR, P-CR). De acuerdo con los modelos teóricos, se plantea la hipótesis de que P300 podría representar la adaptación de la memoria de trabajo a una entrada adicional del entorno ("actualización del contexto") o indicar un proceso de cierre ("cierre del contexto") en el procesamiento de la información. En cuanto al aspecto fisiológico de P300 y su asociación con redes corticales, diversos estudios han sugerido que pueden coexistir varios generadores corticales de P300: el lóbulo temporal medial, la unión temporoparietal y el lóbulo frontal medial y lateral. Los estudios psicofarmacológicos han demostrado que diferentes sistemas de neurotransmisores están involucrados en la generación y modulación de P300, a saber, los sistemas colinérgico, noradrenérgico, dopaminérgico, serotoninérgico y gabaérgico. Parece que los agonistas noradrenérgicos aumentan la amplitud de P300, los agonistas dopaminérgicos pueden tener un efecto bifásico (aumento / reducción), mientras que los antagonistas colinérgicos y los agonistas gabaérgicos reducen la amplitud de P300 y prolongan su latencia. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 154 (8 ULiège)


en Journal of Psychophysiology (2000), 14 (Suppl 1),

Referencia detallada consultada: 34 (2 ULiège)

en Psicología Biológica (2000), 52 (3), 259-65

Si bien se han descrito ampliamente los efectos colinérgicos, dopaminérgicos, noradrenérgicos y gabaérgicos sobre la variación negativa contingente (NVC), se sabe poco sobre la influencia serotoninérgica. Por lo tanto, el . [más ▼]

Si bien se han descrito ampliamente los efectos colinérgicos, dopaminérgicos, noradrenérgicos y gabaérgicos sobre la variación negativa contingente (NVC), se sabe poco sobre la influencia serotoninérgica. Por lo tanto, la relación entre la NVC y la actividad serotoninérgica reflejada por la respuesta de la prolactina (PRL) al flesinoxano, un agonista completo de 5-HT (1A), se ha investigado en 28 voluntarios sanos. Para investigar las implicaciones clínicas de la relación entre la NVC y la actividad serotoninérgica-1a, se incluyó en el estudio a un grupo de 43 pacientes deprimidos. Los resultados entre voluntarios sanos mostraron una relación negativa significativa entre la respuesta de PRL al flesinoxano y la amplitud de la CNV en Fz, pero ninguna relación para los otros electrodos (Cz y Pz). En pacientes deprimidos, las relaciones no fueron significativas. En general, este estudio no respalda los efectos serotoninérgicos sobre la NVC. Sin embargo, esta información es indirecta (correlaciones) y se limita a la actividad de 5-HT (1A). [menos ▲]

Referencia detallada visualizada: 23 (0 ULiège)

en Psiquiatría Europea (2000), 15 (6), 370-7

P300 es un potencial cerebral relacionado con eventos (ERP) particularmente interesante para el estudio de procesos cognitivos en sujetos normales y en psicopatología. P300 se ha aplicado en depresión con. [más ▼]

P300 es un potencial cerebral relacionado con eventos (ERP) particularmente interesante para el estudio de procesos cognitivos en sujetos normales y en psicopatología. P300 se ha aplicado en la depresión con resultados controvertidos. Una fuente importante de estos controvertidos resultados podría resultar de la diversidad de pacientes deprimidos incluidos en los diferentes estudios. Apoyando esta suposición, la impulsividad, el afecto embotado, el comportamiento suicida y las características psicóticas influyen significativamente en la amplitud de P300. Sin embargo, no se dispone de datos sobre las posibles influencias de la personalidad de los pacientes deprimidos en P300. Dado que la personalidad está relacionada con P300 en sujetos normales, el objetivo del presente estudio es investigar la relación entre los ERP (P200, N200 y P300) y el Inventario de temperamento y carácter (TCI) en 54 pacientes deprimidos. Los principales resultados del estudio se refieren a la ausencia de correlaciones importantes entre las dimensiones de la personalidad evaluadas por los parámetros TCI y ERP entre pacientes deprimidos. Solo las correlaciones positivas parciales débiles relacionan la latencia N200 con la evitación del daño y la amplitud P300 (Pz) con la dimensión de autodirección. La amplitud de N200 también se correlaciona negativamente con la persistencia. Sin embargo, debe subrayarse la naturaleza preliminar de los resultados presentados con respecto a la escasa significación estadística. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 79 (2 ULiège)

en Psicología Biológica (1999), 50 (2), 143-55

Las relaciones entre P300 y la personalidad se han explorado principalmente en referencia al modelo de personalidad descrito por Eysenck debido a sus bases biológicas. Recientemente, Cloninger y su. [más ▼]

Las relaciones entre P300 y la personalidad se han explorado principalmente en referencia al modelo de personalidad descrito por Eysenck debido a sus bases biológicas. Recientemente, Cloninger y sus colegas han propuesto un modelo de personalidad basado en cuatro temperamentos y tres personajes. El Inventario de Temperamento y Carácter (TCI) es un auto-cuestionario de 226 ítems desarrollado para evaluar estas siete dimensiones de la personalidad. En el presente estudio, las relaciones entre estas dimensiones de la personalidad y P300 se han investigado en 43 sujetos normales. Los resultados muestran que la amplitud de P300 se correlaciona positivamente con la dimensión de búsqueda de novedades y negativamente con la dimensión de evitación de daños. Por el contrario, las otras dimensiones del TCI no se relacionaron con la amplitud de P300. Además, la latencia y el tiempo de reacción de P300 no se asociaron con las dimensiones TCI de la personalidad. Este estudio confirma que la personalidad está relacionada con P300. [menos ▲]

Referencia detallada consultada: 54 (1 ULiège)

en Psicología Biológica (1999), 51 (1), 77-81

Las relaciones entre el Cuestionario Tridimensional de Personalidad (TPQ) y la actividad serotoninérgica se han descrito en algunos estudios con resultados controvertidos. Estos estudios se han centrado en específicos. [más ▼]

Las relaciones entre el Cuestionario Tridimensional de Personalidad (TPQ) y la actividad serotoninérgica se han descrito en algunos estudios con resultados controvertidos. Estos estudios se han centrado en poblaciones específicas de pacientes más que en controles normales.Por tanto, el objetivo del presente estudio es examinar las relaciones entre el TPQ y la actividad serotoninérgica en un grupo de sujetos no pacientes. Veintitrés sujetos normales respondieron al TPQ, y la actividad serotoninérgica se evaluó mediante la respuesta de la prolactina a un agonista de 5-HT1a altamente potente y selectivo (flesinoxano). Se encontró una relación positiva entre la evitación de daños y la respuesta de PRL al flesinoxan. Este estudio es consistente con el vínculo hipotético entre la actividad serotoninérgica y la dimensión de evitación del daño del modelo biosocial de Cloninger. [menos ▲]

Referencia detallada visualizada: 41 (0 ULiège)

en European Psychiatry (1999), 14 (3), 143-7

La identificación de las estructuras cerebrales y los neurotransmisores responsables de la generación y / o modulación de P300 podría tener importantes implicaciones clínicas. Dado que parecen alteraciones de la serotonina. [más ▼]

La identificación de las estructuras cerebrales y los neurotransmisores responsables de la generación y / o modulación de P300 podría tener importantes implicaciones clínicas. Dado que las alteraciones de la serotonina parecen desempeñar un papel fundamental en la depresión, el objetivo del estudio fue evaluar las posibles relaciones entre el potencial cerebral relacionado con el evento P300 y la actividad serotoninérgica en la depresión. El estudio se realizó entre 45 pacientes hospitalizados con depresión mayor y la actividad serotoninérgica se evaluó mediante la respuesta de la prolactina (PRL) al flesinoxano (un agonista de 5-HT1A). Los resultados mostraron una correlación negativa significativa entre la amplitud de P300 y la respuesta de PRL a flesinoxan (r = -0,40, P = 0,007 en Cz r = -0,47, P = 0,001 en Pz). Por el contrario, tanto la latencia de P300 como el tiempo de reacción no se relacionaron con la respuesta endocrina. Este estudio apoya el papel de la serotonina-1A en la modulación neurobiológica de la amplitud de P300. [menos ▲]


Inventario de temperamento y carácter (TCI) y depresión

Aunque varios estudios han evaluado las relaciones entre las dimensiones de temperamento del modelo de personalidad de Cloninger y la depresión, se sabe poco sobre el papel que juegan las dimensiones de carácter propuestas por el modelo de siete factores de Cloninger en la depresión. En este estudio, se examinaron las relaciones entre el Inventario de temperamento y carácter (TCI) y la depresión en una muestra de 40 pacientes con depresión mayor y 40 controles sanos. Los pacientes deprimidos exhiben puntuaciones más altas de evitación de daños y autotrascendencia, así como puntuaciones más bajas de autodirección y cooperación en comparación con los controles sanos. Sin embargo, las otras tres dimensiones no difieren entre pacientes depresivos y controles. En el grupo depresivo, las dimensiones de evitación de daños, autodirección y cooperación están relacionadas con la gravedad de la depresión según la evaluación de la escala de Hamilton. Este estudio confirma la dependencia del estado de la dimensión de evitación del daño y sugiere una relación entre las dimensiones de carácter del modelo de Cloninger y la depresión.


Cómo se miden la raza y la etnia

En relación con otros temas del censo decenal, la raza y la etnia constituyen una gran parte del cuestionario. Como se muestra en la Figura 1, el formulario largo del Censo 2000, que se envió a 1 de cada 6 hogares, incluye tres medidas subjetivas & # x02014raza, origen hispano y ascendencia & # x02014 más preguntas relacionadas con la natividad (lugar de nacimiento) y el idioma (idioma del hogar y competencia en inglés). ).

Preguntas del Censo 2000 sobre origen, raza y ascendencia hispana

En los últimos años, la pregunta sobre raza ha crecido hasta incluir más de una docena de categorías, así como opciones para respuestas por escrito (Oficina del Censo de EE. UU. 2002). Para el Censo 2000, la pregunta se modificó aún más para permitir a los encuestados elegir múltiples identidades raciales (Tofoya, Johnson y Hill 2005). El origen hispano / latino se agregó como un elemento de muestra en el censo de 1970 y luego se cambió al formulario del 100 por ciento a partir de 1980, donde permanece hasta el día de hoy. Durante ese mismo año, el censo introdujo una pregunta de ascendencia abierta, que pedía a los encuestados que escribieran en su & # x0201cancestry u origen étnico & # x0201d (Farley 1991 Lieberson y Waters 1988). En la actualidad, la Oficina del Censo publica datos sobre más de 200 grupos de ascendencia codificados a partir de las respuestas abiertas. 1

Para algunos observadores, la preocupación por los datos cada vez más detallados sobre raza y etnia se ha ido de las manos (Prewitt 2002 Hochschild y Powell 2008: 89). La adición de elementos del cuestionario, junto con un número cada vez mayor de categorías, sugiere que las identidades se han vuelto tan complejas que el punto de los rendimientos decrecientes de la medición ha pasado hace mucho tiempo. Sin embargo, vista a través del lente de la historia política estadounidense, la proliferación actual de categorías (y combinaciones) raciales y étnicas en el censo es simplemente el último capítulo de la saga de una sociedad estratificada durante mucho tiempo por la raza y preocupada por la medición racial (Anderson 1988, pág. 2002 Prewitt 2005 Snipp 2003).

La idea de clasificar y contar individuos por raza se desarrolló durante los períodos revolucionario y anterior a la guerra (Anderson 2002: 269 & # x02212271). & # x0201cColor & # x0201d estaba profundamente entrelazado con el estatus legal y los derechos de ciudadanía en ese momento. La clasificación dirigida por el Artículo I, Sección 2 de la Constitución de los Estados Unidos distingue entre tres grupos para propósitos de impuestos y distribución del Congreso: & # x0201c personas libres & # x0201d (incluyendo sirvientes contratados), & # x0201c otras personas & # x0201d (un eufemismo para esclavos negros) , y & # x0201cIndios no gravados & # x0201d (aquellos que viven más allá de áreas de control y asentamiento blanco). Los esclavos se contabilizaron como sólo las tres quintas partes de las personas libres, mientras que los & # x0201cIndios no gravados & # x0201d no se contabilizaron en absoluto (Anderson 1988: 9 Klinker y Smith 1999: 25). Si bien el lenguaje constitucional oscurece la naturaleza codificada por colores de la clasificación (& # x0201cIndian & # x0201d es la única raza a la que se hace referencia por su nombre), la clasificación del censo fue más explícita con respecto a la raza. Entre 1790 y 1810, se ordenó a los censistas que informaran el número de blancos libres, no blancos libres y esclavos (Anderson 1988: 14 Snipp 2003: 564 & # x02212565).

A finales del siglo XIX y principios del XX, la clasificación por raza se expandió para incluir la medición de & # x0201cmulattos & # x0201d & # x02014 personas de ascendencia mixta en blanco y negro & # x02014 y el & # x0201ccuntum de sangre & # x0201d (porcentaje de ascendencia blanca) de los indios americanos. (Snipp 2003: 565 & # x02212568). Para 1890, el esquema de clasificación racial del censo reflejaba una creciente preocupación por identificar a personas con el más mínimo indicio de ascendencia africana, agregando categorías para & # x0201cquadroon & # x0201d (personas con una cuarta parte de ascendencia negra) y & # x0201coctoroon & # x0201d (personas con un octavo o menos de ascendencia negra). En 1930, los mexicanos se agregaron a la creciente lista de & # x0201c no blancos. & # X0201d Temiendo la medida como un esfuerzo por estigmatizar (y posiblemente negar la naturalización a) los mexicano-estadounidenses al etiquetarlos como un grupo racial no blanco, la población mexicoamericana (y la población estadounidense de origen mexicano). Gobierno mexicano) protestó enérgicamente por el cambio, y el director de la Oficina del Censo pronto desautorizó la categoría racial (Cortes 1980 Schor 2005: 92 & # x0221293 Hochschild y Powell 2008: 80 & # x0221281).

A pesar de la ambigüedad sugerida por los cambios recurrentes en la categorización, la práctica de medir la raza mediante la clasificación del observador fue un procedimiento de rutina hasta bien entrado el siglo XX, ya que se pensaba que el color de la piel y otros aspectos de la apariencia física eran obvios para cualquier observador. Aunque los informes de la Oficina del Censo de principios del siglo XX reconocen los límites de utilizar las percepciones de los enumeradores como base para la clasificación racial (Oficina del Censo de los EE. UU. 1918: Capítulo 11 Schor 2005: 91), la ideología racial y las políticas gubernamentales se construyeron sobre la base de la suposición de que las apariencias externas significan un origen racial. Las cambiantes clasificaciones raciales utilizadas por la Oficina del Censo reflejan las profundas divisiones ideológicas y políticas en la sociedad estadounidense, donde el color y la cultura se utilizaron en varias ocasiones para justificar la esclavitud, la explotación y las formas oficiales de discriminación (Davis 1991 Fredrickson 2005 Hochschild y Powell 2008) . La ciencia social de finales del siglo XIX estuvo casi completamente dominada por la ideología social darwinista que reforzó los supuestos de la superioridad blanca (Gould 1996). Las prácticas administrativas, incluidas las clasificaciones censales, reflejaron estos sesgos (Perlmann 2001).

A mediados del siglo XX, la conceptualización de la raza había pasado de ser un rasgo biológico a un rasgo social, pero la observación del entrevistador seguía siendo el medio principal de clasificación racial en los censos y las encuestas cara a cara. El cambio más importante en la medición ocurrió en el censo de 1960 cuando un cuestionario enviado por correo reemplazó la enumeración puerta a puerta en gran parte de los Estados Unidos (este procedimiento se adoptó en casi todas partes para el censo de 1970). Aunque este cambio cambió la medición de la raza de las percepciones de los encuestadores del censo a los autoinformes subjetivos de los encuestados de los hogares, hay poca evidencia de que estos cambios tuvieran un efecto medible en la composición racial de los Estados Unidos (Campbell 2007: 922 US Bureau del Censo de 1963: xi). Los resultados de los recuentos basados ​​en percepciones subjetivas de la raza, al parecer, eran estadísticamente indistinguibles de las percepciones de los observadores. La única excepción importante fueron los indios americanos, cuyo número aumentó drásticamente tras el cambio de medición que permitió la autoidentificación (Eschbach 1993, 1995 Passel 1996).

Tras la aprobación de las leyes de derechos civiles en la década de 1960, surgió un nuevo imperativo para medir la raza en los datos censales y administrativos (Farley 2004: 126). Las leyes federales declararon ilegal la discriminación y, en determinadas circunstancias, las disparidades raciales podrían interpretarse como una prueba de comportamiento discriminatorio. La Ley de Derechos Electorales de 1965 otorgó al gobierno federal el derecho de revisar los límites electorales en áreas donde el poder de voto potencial de los grupos raciales y las minorías lingüísticas podría verse diluido por los organismos gubernamentales locales. La Ley de Derechos Electorales dejó implícita la definición de grupos protegidos, pero la legislación de 1975 especificaba que, además de los negros, la ley estaba destinada a proteger los derechos de & # x0201c personas que son indios americanos, asiáticos americanos, nativos de Alaska o de ascendencia española & # x0201d (Edmonston y Schultze 1995: 147 & # x02212148 también ver Rumbaut 2006 sobre la legislación de 1976 sobre la recopilación de estadísticas económicas y sociales para estadounidenses de origen o ascendencia española). Estas nuevas responsabilidades federales sólo podrían asumirse con datos censales detallados sobre grupos raciales y étnicos, tabulados por área geográfica (Edmonston y Schultze 1995: Ch. 7 Edmonston, Goldstein y Tamayo Lott 1996: 4 & # x0221215).

En respuesta a las crecientes demandas de la comunidad latina, en el censo de 1970 se incluyó por primera vez una pregunta de origen hispano (Choldin 1986 Rumbaut 2006). Mientras que en 1930 la inclusión de una categoría mexicana en el censo se consideraba un esfuerzo por estigmatizar a los mexicoamericanos, en la era posterior a los derechos civiles la inclusión de una cuestión de origen hispano (separada de la cuestión racial) fue bien recibida como fuente de datos que podrían usarse para proteger los derechos de los mexicoamericanos.

La adición de la pregunta de ascendencia en el censo de 1980 fue el resultado de los esfuerzos de los descendientes de inmigrantes europeos para asegurar que sus orígenes nacionales fueran incluidos como parte del tapiz racial y étnico estadounidense. 2 A fines de la década de 1980 se realizó un esfuerzo político similar para incluir grupos adicionales de asiáticos e isleños del Pacífico en el formulario del censo de 1990. Inicialmente, la Oficina del Censo propuso una categoría genérica de asiáticos e isleños del Pacífico que se podía marcar y un espacio en blanco para que las personas pudieran escribir su origen nacional exacto. Los representantes de las comunidades asiático-americanas argumentaron que este formato podría llevar a conteos más bajos y, con la ayuda de sus representantes en el Congreso, lograron que la lista se expandiera para incluir ocho grupos de origen específicos, así como una categoría residual & # x0201cother Asian & # x0201d en la categoría. Formulario del censo de 1990 (Oficina del Censo de los EE. UU. 1990).

En medio de estas corrientes políticas, y con una conciencia cada vez mayor de que no existía un marco conceptual claro para recopilar datos sobre raza y etnia, en 1977 la Oficina de Administración y Presupuesto de los Estados Unidos (OMB) intervino al emitir la Directiva Estadística No. 15, & # x0201c Estándares raciales y étnicos para estadísticas federales e informes administrativos & # x0201d (Edmonston, Goldstein y Tamayo Lott 1996: Apéndice B). La Directiva estadística 15 especifica cinco categorías raciales y étnicas principales: indio americano o nativo de Alaska, asiático o de las islas del Pacífico, negro, hispano y blanco. La directiva postula el principio básico de definir la raza y la etnia como descendencia de pueblos originarios de distintas partes geográficas del mundo. Por ejemplo, una persona asiática o de las islas del Pacífico se define como & # x0201ca persona que tiene orígenes en cualquiera de los pueblos originales del Lejano Oriente, el sudeste de Asia, el subcontinente indio o las islas del Pacífico & # x0201d (ibid .: 65 & # x0221266). Sin embargo, para los indios americanos o nativos de Alaska, hay dos requisitos: ascendencia y afiliación: & # x0201ca persona que tenga orígenes en cualquiera de los pueblos originales de América del Norte, y que mantiene la identificación cultural a través de la afiliación tribal o el reconocimiento de la comunidad & # x0201d (ibid .: 65, énfasis nuestro). La definición más ambigua es la de hispanos, que incluye a cualquier persona de & # x0201c cultura u origen español, independientemente de la raza & # x0201d.

Aunque era evidente la necesidad de estandarizar las medidas raciales y étnicas, la Directiva estadística 15 estaba plagada de incoherencias. El defecto más obvio a los efectos de la medición es que las categorías especificadas no son mutuamente excluyentes. Los hispanos, por ejemplo, incluyen diversos pueblos de ascendencia europea, amerindia y africana. OMB intentó eludir este problema tratando la raza y el origen hispano como medidas separadas. Bajo este esquema de dos preguntas, los hispanos podrían identificarse por raza, y los miembros de cada raza podrían identificarse por hispanidad (hispanos versus no hispanos). Si una encuesta o formulario administrativo tenía solo una pregunta combinada de raza e hispanidad (es decir, enumerada & # x0201cHispanic & # x0201d entre las categorías raciales estándar), la Directiva Estadística 15 requería que las personas con cualquier origen hispano se clasificaran como un grupo distinto, lo que significaba que las personas reportadas como blancas o negras se limitaron a blancos no hispanos o negros no hispanos, respectivamente.

El uso de límites geográficos para delinear los orígenes ancestrales de las principales categorías de OMB también es tenue. Las personas con orígenes en el norte de África y el Medio Oriente se clasifican como blancas, pero las del subcontinente indio se clasifican como asiáticos. La línea que divide estas regiones está lejos de ser clara. Incluso los esquemas actuales de codificación del censo son inconsistentes. Los códigos raciales utilizados en el Censo 2000 (así como en las Encuestas de la Comunidad Estadounidense actuales) incluyen & # x0201cAfghanistani & # x0201d en blanco, mientras que los códigos de ascendencia en la misma lista de documentos & # x0201cAfghan & # x0201d en el sur de Asia. 3 Abundan los ejemplos similares. No hay lugar en el esquema inicial de OMB para las personas descendientes de los pueblos originarios de América Central o del Sur. Las personas de Brasil, el estado más grande de América Latina, no pueden contarse como latinas porque la definición de hispano / latino no incluye a las personas de lengua portuguesa. Los españoles de Europa, sin embargo, se clasifican como hispanos / latinos, aunque no tienen vínculos con América Latina. Cada vez más, muchos grupos expresaron sus críticas que estaban insatisfechos con un aspecto u otro de la clasificación OMB. Los habitantes de las islas del Pacífico, especialmente los nativos de Hawai, sintieron que su inclusión con los asiáticos oscurecía los desafíos únicos que enfrentaban sus comunidades (Edmonston, Goldstein y Tamayo Lott 1996: 31). Otros grupos étnicos y poblaciones de origen nacional, como los árabes estadounidenses, creían que deberían incluirse entre las poblaciones no blancas designadas en el formulario del censo. Lo más expresivo fue una coalición flexible de grupos de defensa multirracial, que argumentaron que las categorías mutuamente excluyentes en la cuestión racial obligaban a las personas de raza mixta a elegir solo una identidad racial (Farley 2002).

Los redactores de la Directiva estadística 15 eran sin duda conscientes de estos problemas potenciales. De hecho, OMB incluye el descargo de responsabilidad de que & # x0201c estas clasificaciones no deben interpretarse como de naturaleza científica o antropológica. & # X0201d Las directrices también reconocen que la clasificación no proporcionará una identidad inequívoca para las personas de ascendencia mixta. En caso de duda, la OMB sugiere que las personas se clasifiquen en & # x0201c la categoría que refleja más fielmente el reconocimiento del individuo en su comunidad & # x0201d (Edmonston, Goldstein y Tamayo Lott 1996: 65 & # x0221266).

En respuesta a las críticas a la Directiva estadística inicial 15, la OMB emprendió una revisión de la medición de la raza y la etnia en las estadísticas federales apenas 15 años después de que se emitiera la directiva de 1977. A principios de la década de 1990, la revisión incluyó un taller del Consejo Nacional de Investigación que reunió a investigadores, administradores y otras partes interesadas, una serie de estudios de la Oficina del Censo, comités interinstitucionales y una invitación para comentarios públicos (Snipp 2003: 574 & # x02212581). En 1997, después de un estudio extenso, OMB emitió estándares revisados ​​para la medición y clasificación de datos raciales y étnicos (Office of Management and Budget 1997a, 1997b). La definición general de raza y etnia en la revisión de 1997 de la Directiva estadística núm. 15 no cambió, pero se revisó la lista de categorías raciales y también se cambiaron algunas etiquetas de grupo. La revisión más importante de la clasificación fue la división de la categoría de asiáticos e isleños del Pacífico en dos grupos: asiáticos y nativos hawaianos y otros isleños del Pacífico, en parte debido a la influencia del senador Daniel Akaka de Hawai (Farley 2004: 131). La clasificación de 1997 incluye: Indios Americanos o Nativos de Alaska Asiáticos Negros o Afroamericanos Nativos de Hawái u Otras Islas del Pacífico y Blancos. Como antes, el origen hispano / latino siguió siendo una categoría étnica separada.

Sin embargo, el cambio más importante no fue en la clasificación en sí, sino en la forma en que se instruía a los individuos para que se ubicaran dentro de esa clasificación.En una desviación importante del esquema OMB original (y de dos siglos de censos), ahora se permitió a los encuestados & # x0201c marcar una o más & # x0201d razas con las que se identificaban. Este cambio fue impulsado por una mayor conciencia de las personas de ascendencia racial mixta, así como por la defensa política de las familias casadas (Farley 2002, 2004).

Como en su primer esfuerzo, la revisión de la OMB de 1997 de la Directiva Estadística 15 generó tantas críticas como silenció. Además de la duradera crítica de las categorías ad hoc, el censo de 2000 reveló un problema nuevo, si no totalmente imprevisto: la profusión de datos que resultaron de los informes de múltiples razas. Aunque casi el 98 por ciento de la población eligió solo una raza, las combinaciones de las seis categorías raciales mínimas (los cinco grupos de padres OMB más un residuo & # x0201c alguna otra raza & # x0201d) crearon un problema casi de pesadilla para los usuarios del censo que estaban acostumbrados a grupos exclusivos. A las seis categorías de una sola raza se agregaron 15 combinaciones de dos vías, 20 combinaciones de tres vías, 15 combinaciones de cuatro vías, 6 combinaciones de cinco vías y 1 combinación de seis vías, para un total de 63 grupos raciales, o 126 si se clasifican de forma cruzada por hispanidad (Grieco y Cassiday 2001). Peor aún, estas combinaciones son en sí mismas una simplificación de las preguntas reales del censo sobre raza y etnia, que incluyen varios grupos de origen específicos (mexicanos o chinos) bajo cada categoría de padres OMB (hispanos o asiáticos, respectivamente) y permiten escrituras detalladas (p. Ej. tribu) en varias secciones. Con esta complejidad añadida surge una creciente preocupación por el significado y la utilidad de los datos contemporáneos sobre la raza, por no mencionar las cuestiones prácticas sobre cómo tabular combinaciones o comparar los datos revisados ​​con datos raciales mucho más simples de censos anteriores (Perlmann y Waters 2002).

La calidad de los datos raciales y étnicos del censo también se ve afectada por los problemas de subenumeración, falta de respuesta de los elementos y falta de fiabilidad de la medición. El recuento deficiente del censo y el recuento deficiente diferencial por raza y etnia han recibido una atención considerable (Anderson y Fienberg 2001), pero las implicaciones para la investigación de las ciencias sociales siguen sin estudiarse adecuadamente. Menos visible, y en gran parte ausente de la mayoría de las discusiones sobre la medición del censo, es la falta de respuesta de los ítems. Los datos faltantes son imputados por la Oficina del Censo, y nuestro análisis preliminar del archivo .01 de IPUMS 4 mostró que el 3 por ciento de la población del Censo 2000 no respondió la pregunta sobre raza. Nuestro trabajo anterior mostró que la falta de respuesta a la pregunta del censo sobre la raza podría reducirse considerablemente mediante el uso de una pregunta combinada sobre la raza y el origen hispano (Hirschman, Alba y Farley 2000).

Al elaborar registros emparejados del Censo 2000 y la Encuesta de calidad del censo (una encuesta de seguimiento que replica las preguntas del censo), Jorge del Pinal (2004: Capítulo 4) evaluó la confiabilidad de la medición racial. En la encuesta de seguimiento, el 97 & # x0221298 por ciento de los blancos, negros y asiáticos informaron la misma raza (o tenían la misma raza informada por el encuestado del hogar) que en el censo (ibid .: 27 & # x0221228). Sin embargo, hubo tasas mucho más bajas de informes consistentes para los indios americanos y nativos de Alaska (AIAN) y para los nativos de Hawái y otras islas del Pacífico (NHOPI). La tasa más baja de confiabilidad es para la población multirracial: solo el 40 por ciento de las personas que informaron más de una raza en el censo de 2000 también fueron multirraciales en la encuesta de seguimiento (ibid .: 27). Estudios similares de Harris y Sim (2002) y Pérez (2008) revelan bajos niveles de confiabilidad para jóvenes multirraciales e hispanos autoidentificados, respectivamente.


MATERIALES Y MÉTODOS

Asignaturas

En este estudio se incluyeron 32 sujetos sanos (16 mujeres y 16 hombres). Las edades medias del grupo de mujeres y hombres fueron 22,8 ± 2,4 (d.t.) y 24,3 ± 3,1 años (n.s.). Se ha informado el resultado de la red de estrés general basado en los primeros 23 sujetos (Wang et al., 2005a), y el presente trabajo se centró en la red de estrés específico en cada género. Todos los sujetos eran hablantes nativos de inglés y se les examinó el historial de enfermedades neurológicas y psiquiátricas. Se obtuvo el consentimiento informado por escrito antes de todos los estudios en humanos de acuerdo con la aprobación de la Junta de Revisión Institucional de la Universidad de Pensilvania.

Procedimiento experimental de resonancia magnética

Los procedimientos experimentales se han descrito previamente (Wang et al., 2005a). Los experimentos de resonancia magnética se llevaron a cabo entre las tres y las cinco de la tarde para controlar las fluctuaciones diurnas en el nivel de cortisol salival. El protocolo de exploración consistió en cuatro exploraciones de RMf de perfusión (8 min cada una) realizadas con un orden fijo de Línea de base 1, tarea de bajo estrés, tarea de alto estrés y Línea de base 2 (Figura 1), seguido de una exploración anatómica (6 min) al final. Tal diseño nos permitió estudiar simultáneamente el agudo (Elevado vs Tarea de bajo estrés) y persistente (Línea de base 2 vs 1) efectos del estrés psicológico sobre la actividad cerebral, mientras se controla la posible contaminación de la condición de control por el aumento de la reactividad emocional provocada por la tarea de alto estrés. Durante la tarea de alto estrés, se instruyó a los sujetos para que realizaran una resta en serie de 13 de un número de cuatro dígitos y respondieran verbalmente. Para proporcionar un elemento de acoso, solicitamos a los sujetos un desempeño más rápido cada dos minutos y les pedimos que reiniciaran la tarea si ocurría un error. Como condición de control de bajo estrés, los sujetos contaron hacia atrás en voz alta desde 1000 sin presión.

Calificaciones subjetivas promedio de estrés, ansiedad, frecuencia cardíaca y nivel de cortisol en saliva durante el transcurso del tiempo del experimento de estrés en el grupo masculino y femenino. Todas las medidas de comportamiento y fisiológicas aumentan significativamente después de la tarea de alto estrés. Las barras de error indican un error estándar. En los análisis de regresión de los datos de CBF, las diferencias entre el estrés percibido y la ansiedad informada al final de las tareas se utilizan como covariables.

Calificaciones subjetivas promedio de estrés, ansiedad, frecuencia cardíaca y nivel de cortisol en saliva durante el transcurso del tiempo del experimento de estrés en el grupo masculino y femenino. Todas las medidas de comportamiento y fisiológicas aumentan significativamente después de la tarea de alto estrés. Las barras de error indican un error estándar. En los análisis de regresión de los datos de CBF, las diferencias entre el estrés percibido y la ansiedad informada al final de las tareas se utilizan como covariables.

El autoinforme del nivel de estrés y ansiedad (en la escala del 1 al 9), así como las muestras de saliva, se recolectaron inmediatamente después de que los sujetos ingresaron al escáner de resonancia magnética y después de cada exploración de resonancia magnética. Se indicó a los sujetos que se colocaran (sin masticar) un hisopo de algodón dentro de la boca durante 2 minutos, hasta que se saturara de saliva. A lo largo del experimento, se registró la frecuencia cardíaca cada 2 minutos basándose en una lectura de oximetría de pulso. La autoevaluación del esfuerzo requerido y la dificultad de la tarea por parte del sujeto se registraron después de las tareas de estrés. En los últimos 21 de los 32 sujetos (11 mujeres, 10 hombres), también registramos datos de rendimiento, incluido el número de errores y restas completadas antes de cometer un error durante la tarea de resta en serie.

La resonancia magnética se realizó en un escáner de cuerpo entero Siemens 3.0T Trio (Siemens Medical Solution, Erlangen, Alemania), utilizando una bobina de cabeza de transmisión / recepción estándar. Una técnica de etiquetado de espín arterial continuo (CASL) (Wang et al., 2005b) se utilizó para las exploraciones de resonancia magnética funcional de perfusión, junto con una exploración volumétrica 3D MPRAGE para imágenes anatómicas ponderadas en T1 de alta resolución. Los parámetros de imagen fueron idénticos a los descritos anteriormente (Wang et al., 2005a).

Análisis de los datos

Se centrifugaron las muestras de saliva en una centrífuga, se desecharon el tubo interior y el hisopo, y se determinaron las concentraciones de cortisol en saliva utilizando el kit de inmunoensayo enzimático nº 1-3002 (Salimetrics LLC. State College, PA, EE. UU.). Las muestras se analizaron por duplicado. Las mediciones de comportamiento y fisiológicas se analizaron utilizando el modelo lineal general de medidas repetidas (GLM) del paquete de software SPSS 12.0 (SPSS Inc. Chicago, IL, EE. UU.) Para evaluar el efecto de la condición experimental (efecto intraindividual) y el género (entre efecto sujeto). Para los datos de rendimiento, utilizamos el método no paramétrico de Mann-Whitney y Wilcoxon para probar si había diferencias significativas entre los dos géneros. Además, medimos el área bajo la curva (AUC) del nivel de cortisol en saliva.

Los datos de IRMf de perfusión se analizaron fuera de línea utilizando los paquetes de software VoxBo (www.voxbo.org) y SPM2 (Departamento de Neurología Cognitiva de Wellcome, Instituto de Neurología, Londres, Reino Unido). Las series de imágenes de resonancia magnética se realinearon primero para corregir los movimientos de la cabeza, se registraron conjuntamente con la resonancia magnética anatómica de cada sujeto y se suavizaron en el espacio con un núcleo gaussiano 3D de 12 mm FWHM (ancho completo a la mitad del máximo). Los sujetos que mostraron un movimiento excesivo de la cabeza (& gt5 mm a lo largo del x, y o z eje) fueron excluidos de un análisis posterior (Kim et al., 2006). Las series de imágenes ponderadas por perfusión se generaron mediante la sustracción por pares de las imágenes de la etiqueta y de control, seguida de la conversión a series de imágenes CBF absolutas. En cada sujeto se realizaron análisis de vóxeles de los datos del flujo sanguíneo cerebral (CBF), utilizando un GLM que incluía el curso temporal global como covariable (análisis de primer nivel). No se incluyó ningún filtrado o suavizado temporal. Se definieron dos contrastes en el análisis GLM, a saber, la diferencia CBF entre las dos tareas de estrés (Estrés alto - Estrés bajo) y la diferencia CBF entre las dos condiciones de referencia (Línea de base 2-1).

Las imágenes de contraste individuales (mapas β para cada contraste) se normalizaron en un espacio canónico (cerebro estándar del Instituto Neurológico de Montreal). Se llevaron a cabo análisis de regresión lineal en estos mapas individuales normalizados para obtener el patrón de activación correlacionado con las diferencias en el estrés percibido y la ansiedad (informados al final de las tareas) entre las tareas de alto y bajo estrés (análisis de segundo nivel), respectivamente. Además, utilizamos la medida del AUC del cortisol salival como variable independiente y los cambios en el FSC basal (Línea de base 2-1) como variable dependiente para los análisis de regresión, dado que el cortisol refleja cambios fisiológicos acumulativos al someterse a las dos tareas de estrés. Estos análisis de regresión se realizaron en los dos subgrupos de sujetos masculinos y femeninos, respectivamente.

Los mapas de contraste individuales normalizados se analizaron adicionalmente utilizando análisis de regresión con el género como función de referencia, para detectar las diferencias en el patrón de activación cerebral promedio para los dos contrastes definidos entre los sujetos masculinos y femeninos. Además, los cambios en el esfuerzo / dificultad percibidos entre las tareas de alto y bajo estrés se incluyeron como una covariable en el GLM. Las medidas conductuales de esfuerzo y dificultad estaban altamente correlacionadas entre los sujetos (R = 0.5, PAG = 0,003), y se promediaron para formar un índice de esfuerzo / dificultad. Una muestra tSe utilizaron pruebas para obtener la significación estadística en todos los análisis de regresión anteriores. Se definieron áreas de activación significativa a nivel de clúster para el PAG-valor & lt0.005 (sin corregir) y el tamaño de la extensión del clúster superior a 15 vóxeles (2 × 2 × 2 mm 3). Las regiones de interés (ROI) basadas en clústeres de activación se generaron utilizando la caja de herramientas SPM Marsbar. Los cambios de CBF en estas ROI se extrajeron y se introdujeron en un análisis GLM univariado utilizando el software SPSS para investigar el tamaño del efecto de cada covariable. Los coeficientes de correlación de los datos CBF basados ​​en el ROI con el estrés percibido o el AUC cortisol se convirtieron en Z-puntuaciones utilizando la transformación de Fisher, y luego comparadas entre los grupos de hombres y mujeres (Blalock, 1972).

Para estimar la capacidad de separación de las regiones cerebrales relacionadas con el estrés para el género, empleamos un clasificador de máquina de vectores de soporte lineal (SVM) que es capaz de encontrar un hiperplano de separación con un gran margen en el espacio de características original (Vapnik, 1999). Los correspondientes cambios de CBF en las regiones cerebrales relacionadas con el estrés que demuestran diferencias de género se utilizaron directamente como características para la clasificación. La importancia de cada característica se estimó luego por su componente correspondiente del vector de ponderación en la definición del hiperplano de separación lineal. Para explorar las regiones de superposición significativa entre las activaciones de grupo para hombres y mujeres, realizamos análisis de conjunción utilizando el mínimo de SPM T-estadístico (Friston et al., 2005). A nivel de grupo, tres niveles de umbral no corregidos (PAG & lt 0,005, 0,01, 0,05) para formar una máscara a partir de un grupo (por ejemplo, el macho), respectivamente, y luego se aplicaron al otro grupo (por ejemplo, la hembra). Este procedimiento se repitió con el orden intercambiado de grupos de hombres y mujeres. La inferencia se basó en PAG-valores ajustados para el volumen de búsqueda utilizando la teoría de campos aleatorios. Los vóxeles que superan el umbral en ambos procedimientos se consideraron significativos para los análisis de conjunción.


Final psicológica intercultural

Proyecto de organismo internacional: examina 26 países de 10 regiones del mundo. Los hombres de 9 de cada 10 regiones del mundo tenían más probabilidades de seleccionar figuras más pesadas.

Patrón que ocurre en un individuo y que está asociado con angustia o discapacidad actual o un riesgo significativamente mayor de sufrimiento, dolor, discapacidad o una pérdida importante de libertad.

Los médicos observan la información proporcionada, & gt cinco ejes.

Modismos de angustia: formas en que los individuos explican y expresan sus sistemas de acuerdo con las reglas de visualización basadas en la cultura

Diagnóstico: la cultura basada en diversos trastornos psicológicos incluye juicios profesionales y no profesionales.

Tratamientos: basados ​​en la cultura, la forma en que las personas, incluidos los profesionales, intentan superar los síntomas psicológicos.

La psicopatología es específica de la cultura y debería tener diferentes significados.

Las normas religiosas, sociales y políticas de cada país deben determinar la forma en que se muestran, comprenden y tratan los diversos síntomas psicológicos.

Lo que se considera patológico en una cultura podría considerarse normal y en otro entorno cultural. Ej: mutismo selectivo

Los síndromes poseídos por el espíritu son comunes y naturales en las culturas indígenas de África y América del Sur, pero en los Estados Unidos el individuo sería diagnosticado con esquizofrenia.

La fuga disociativa se conoce solo en unos pocos países.

Los fenómenos psicopatológicos en los países son universales en cuanto a su origen y expresión.

Muchos trastornos se caracterizan por sistemas casi idénticos en todas las culturas.

Las principales características de la psicopatología son anomalías, mala adaptación y angustia.

Estos síndromes no tienen correspondencia uno a uno con un trastorno reconocido por los sistemas convencionales.

Los trastornos de ansiedad pueden manifestarse con algunos síntomas centrales en prácticamente todas las culturas, así como síntomas periféricos: preocupación persistente, miedo o anticipación aprensiva.

Las similitudes de los síntomas no necesariamente sugieren que la gravedad de la afección sea la misma en varios grupos culturales.

Observaciones hechas por eruditos, médicos y filósofos griegos sobre los trastornos depresivos: quejas físicas / somáticas, y que el equilibrio de las funciones corporales está asociado con ciertos problemas que se manifiestan a través de los movimientos.

Los acontecimientos de la vida y las experiencias del individuo pueden predisponerlo a desarrollar problemas particulares del estado de ánimo.

Un estudio de la organización mundial de la salud encontró que más de 3/4 de las personas diagnosticadas con depresión informaron síntomas similares.

El 1% de la población se ve afectada por la esquizofrenia, aunque existen variaciones culturales en la tasa de ocurrencia.

En los EE. UU., Los negros tienen tasas relativamente más altas de esquizofrenia que los blancos.

Los casos agudos y catatónicos de esquizofrenia fueron más frecuentes en los países en desarrollo en comparación con los países desarrollados.

Las alucinaciones visuales y auditivas pueden tener diferentes interpretaciones en varios lugares.

Las condiciones sociales pueden afectar y afectan el curso del trastorno:
- un nivel educativo más alto fue un factor de predicción de si la enfermedad seguiría siendo crónica (tendencia confirmada para los países no occidentales)
- mejor educado experimentan un mayor estrés relacionado con el trabajo

La esquizofrenia es más común en hombres que en mujeres en la mayor parte del mundo:
- en China, proporción de 3: 5 para el diagnóstico de hombres: mujeres (4,25 millones de personas tienen síntomas)
- La importante brecha de género relacionada con el comportamiento que se considera apropiado para hombres y mujeres, hace que los médicos sean más reacios a diagnosticar a un hombre con esquizofrenia.

El 10% de las 285.000 muertes por suicidio en China cada año cometidas por personas esquizofrénicas, la mayoría de las cuales son mujeres.

En las culturas de alta presión, las tasas de suicidio son mucho más altas que en las culturas menos orientadas al logro.

Japón:
- tiene tasas de suicidio más altas que en los EE. UU., especialmente entre los ancianos
- en la década de 2000, se informaron 30.000 casos de suicidio por año
- no existen prohibiciones religiosas contra el suicidio
- el suicidio es visto como un escape del fracaso y para salvar a los seres queridos de la vergüenza
- El orgullo es una virtud fundamental, por lo que el suicidio se ha considerado una muerte honorable en lugar de un acto de vergüenza o cobardía.

Países como Siria, Egipto, Jordania, Kuwait y muchos países de América del Sur tienen bajas tasas de suicidio.

Los países escandinavos, así como los estados de Europa central y oriental, tienen tasas de suicidio más altas en comparación con otros países.

El suicidio tiende a ser naciones más altas con un alto BS, así como naciones en las que la gente tiende a ser más feliz.

El suicidio entre los afroamericanos ha disminuido en la adolescencia, pero sigue siendo la tercera causa principal de muerte entre los afroamericanos de 15 a 19 años.

La enfermedad depresiva es un factor importante que contribuye al suicidio y existen factores culturales que pueden afectar la actitud de las personas hacia el suicidio.

Niveles relativamente bajos de suicidio en países predominantemente católicos y musulmanes, en comparación con los países occidentales y protestantes.

Tasas de suicidio en Puerto Rico o superiores a las de México, y ambos son países católicos.


Método

Participantes

Los participantes eran estudiantes de pregrado de una gran universidad del Medio Oeste. La necesidad de cognición se evaluó en sesiones de pruebas masivas durante tres semestres de 2007 a 2009 (norte = 1887 en total). Participantes de los tercios superior e inferior de la distribución NFC (NFC bajo: rango = 21–56, METRO = 49.00, Dakota del Sur = 6.07 NFC alto: rango = 65–90, METRO = 71.32, Dakota del Sur = 5.17) pudieron inscribirse en las sesiones experimentales aparentemente no relacionadas.Participantes en esta segunda fase experimental (norte = 192) fueron asignados a 32 jurados de 6 personas (METROla edad = 19 años, Dakota del Sur = 1,73 65% mujeres 41% blancos, 25% asiáticos, 16% hispanos / latinos, 9% afroamericanos, 3% nativos de Hawái / isleños del Pacífico). Puntuaciones NFC en esta muestra experimental (rango = 34-85, METRO = 60.24, Dakota del Sur = 13,18) fueron similares en todos los jurados, F(1, 160) = .14, pag = 1.00.

Materiales

Todos los materiales y medidas experimentales se incluyen en información complementaria (ver Archivo S1).

Estímulo de prueba

El estímulo del juicio fue una versión grabada de una transcripción del juicio (modificada de [17]) que incluía a un actor que se hacía pasar por el juez que leyó un resumen de las pruebas del juicio y las instrucciones del jurado, así como el interrogatorio directo y el contrainterrogatorio de dos actores. haciéndose pasar por testigos expertos. A los participantes se les entregó una hoja de carácter del juicio con los nombres y hechos sobre cada uno de los testigos expertos y una copia de las instrucciones del jurado de patrón de Illinois reales apropiadas para el caso. Los abogados litigantes y un experto en instrucciones del jurado revisaron todos los materiales para asegurar su validez ecológica.

El juicio describió a un demandante que alegó que su cáncer de colon era el resultado de la exposición en el lugar de trabajo a sustancias químicas llamadas bifenilos policlorados (PCB). El perito del demandante presentó un estudio que demuestra un vínculo entre los PCB y el cáncer en ratas. El perito de la defensa presentó un estudio que no encontró tal vínculo. El testimonio se centró en esta evidencia científica en lugar de si la compañía expuso al demandante a los PCB (lo cual se dejó inequívocamente claro en el resumen del juicio) para garantizar que las decisiones del veredicto fueran un reflejo puro de cómo los participantes evaluaron el testimonio científico de los expertos.

Para evaluar la evaluación de los participantes sobre la fuerza del mensaje de los expertos, la transcripción describe a dos expertos que ofrecen conclusiones contradictorias sobre si los PCB están relacionados con el cáncer. Un experto presentó un mensaje contundente, es decir, un testimonio basado en la descripción de un estudio científicamente de alta calidad que utilizó una metodología válida y confiable. El otro experto presentó un mensaje débil, es decir, un testimonio basado en la descripción de un estudio científicamente de baja calidad utilizando una metodología de investigación defectuosa. Esto nos permitió investigar cuán "científicamente precisos" eran nuestros jurados simulados y sus veredictos, al hacer operativas las decisiones como más precisas cuando estaban en línea con el mensaje del experto fuerte (en lugar de débil). El sólido estudio tuvo un grupo de control, un método ecológicamente válido para dosificar las ratas del estudio con PCB, y fue revisado y publicado por pares. Por el contrario, el estudio débil no tenía un grupo de control, tenía un método menos ecológicamente válido para dosificar a las ratas con PCB y no había sido revisado ni publicado por pares. La complejidad de los testimonios de los dos expertos fue similar según (a) el estudio original [17], (b) una evaluación de dificultad de Microsoft Word (ambos testimonios = nivel de lectura de octavo grado) y (c) una consulta lingüística y conteo de palabras análisis ([35] el porcentaje de “palabrotas” fue similar: 18,63% del testimonio de la defensa, 19,41% del testimonio del demandante).

Se tomaron precauciones para asegurar que ninguna información periférica sobre los expertos (por ejemplo, sus credenciales, registro de testimonios, forma de hablar, etc.) estuviera relacionada sistemáticamente (es decir, confundida) con la fuerza de su mensaje. Primero, toda la información periférica sobre los expertos se mantuvo lo más constante posible: tenían credenciales similares, se les pagaron cantidades similares por testificar y testificaron previamente en juicios para su lado actual en este caso (es decir, demandante vs. misma frecuencia. En segundo lugar, las cintas de audio se compensaron, de modo que la mitad de los participantes escuchó (a) al perito demandante presentar el mensaje fuerte y al perito de la defensa el mensaje débil mientras que la otra mitad escuchó lo contrario, y (b) el actor A como perito demandante y el actor B como experto en defensa, mientras que la otra mitad escuchó lo contrario. Por lo tanto, la información periférica sobre los expertos en este estudio no estaba relacionada con qué experto estaba presentando el mensaje fuerte o débil. Todos los análisis colapsaron a través de estas condiciones contrarrestadas. (Consulte la Fig. 1 para ver un diagrama del diseño completo con condiciones contrapesadas y la versión colapsada utilizada para los análisis).

Manipulación de tipo contrainterrogatorio

Ambos expertos en todas las condiciones fueron interrogados con intentos de desacreditarlos basándose en información periférica (es decir, heurística) que los jurados a veces usan cuando no pueden o no están motivados para procesar el mensaje de un experto: (a) sus credenciales y calificaciones, (b) la frecuencia con la que testifican para el demandante / defensa, y (c) su pago por testificar (para sugerir que son “pistoleros a sueldo” parciales, [14]). Esta parte del contrainterrogatorio se mantuvo constante en todas las condiciones: ambos expertos siempre fueron atacados a través de información periférica durante el contrainterrogatorio. En otras palabras, el contrainterrogatorio del experto fuerte fue el mismo en todas las condiciones de contrainterrogatorio e incluyó información periférica similar al contrainterrogatorio periférico del experto débil.

Manipulamos si, además de esta información periférica de contrainterrogatorio, los participantes también escucharon una parte del contrainterrogatorio que llamó la atención sobre la información central que resaltaba las fallas en el mensaje del experto débil (es decir, la falta de grupo de control, no ecológicamente método válido de dosificación de las ratas y falta de revisión por pares). Por lo tanto, todos los participantes escucharon ataques al experto débil a través de información periférica, pero además, la mitad de los participantes también escuchó al experto débil atacado a través de información central sobre fallas en el mensaje del experto en sí ("central + periférico"). La otra mitad no lo hizo ("solo periférico"). Elegimos esta manipulación, en lugar de un contrainterrogatorio puramente periférico frente a un contrainterrogatorio puramente central, para probar si centrar el contrainterrogatorio en información central puede mejorar la evaluación de los expertos por parte de los jurados simulados por encima y más allá de la información periférica estándar que se les enseña a usar a los abogados (p. Ej. , [36–37]).

Medidas

Necesidad de cognición [38].

Los participantes completaron la forma corta de 18 ítems de la escala NFC (α = .85). Esta escala evalúa la motivación intrínseca de una persona para procesar la información a fondo (por ejemplo, "Preferiría una tarea que es intelectual, difícil e importante a una que es algo importante pero que no requiere mucha reflexión") en una escala de respuesta de 5 puntos que varía de 1 (Extremadamente inusual) a 5 (Extremadamente característico). NFC es un predictor válido y de uso frecuente de la inclinación natural de un individuo a participar en el procesamiento central [6].

Precisión del veredicto individual.

Después de la presentación de la evidencia, pero antes de la deliberación, los participantes eligieron individualmente los veredictos previos a la deliberación, que fueron recodificados para reflejar si los participantes eligieron el veredicto "científicamente exacto" o "científicamente inexacto" (es decir, el veredicto en línea con el experto fuerte o débil mensaje, respectivamente). Esta codificación dependía de la condición de contrapeso: si los participantes escuchaban a un demandante fuerte y un experto en defensa débil, el veredicto a favor del demandante sería el veredicto "científicamente exacto", y viceversa. Los participantes también indicaron confianza en su veredicto en una escala de 11 puntos que va del 0% al 100%. Esta medida se combinó con su veredicto para crear una estrategia de 22 puntos más sensible. exactitud del veredicto individual escala bipolar que va desde el 100% de confianza en el veredicto científicamente exacto hasta el 100% de confianza en el veredicto científicamente inexacto (Fig. 2, por ejemplo, [39-40]).

Precisión del veredicto grupal.

Una variable dicotómica reflejaba si el grupo llegó a un consenso sobre el veredicto científicamente exacto o no pudo llegar a un consenso sobre el veredicto científicamente exacto (ya sea porque llegaron a un consenso sobre el veredicto científicamente inexacto o porque no pudieron llegar a un consenso en absoluto).

Credibilidad experta.

Los participantes indicaron su percepción de la credibilidad del demandante y de los expertos de la defensa, con base en la evidencia que presentaron, en una escala de 6 puntos que va desde Muy poco creíble para Muy creíble (por ejemplo, [41-42]) antes y después de la deliberación.

Capacidad de persuasión de los participantes a sus co-jurados.

Los participantes calificaron cuán persuasivo había sido cada uno de sus co-jurados durante la deliberación en una escala de 5 puntos de Para nada para Muy. El puntaje de calificación de cada participante fue el promedio de las calificaciones de sus 5 co-jurados sobre su capacidad de persuasión.

Demografía.

Se evaluaron el género, la edad, la etnia y la ciudadanía estadounidense.

Procedimiento

En la Fase 1, los participantes completaron la escala NFC durante las sesiones de evaluación masiva, donde casi todo el grupo de asignaturas de la universidad completó simultáneamente numerosas y variadas medidas. Varias semanas a tres meses después, a los participantes en el tercio superior e inferior de la distribución NFC se les permitió inscribirse en la Fase 2, el experimento de prueba simulado aparentemente no relacionado. Para obtener 3 participantes con NFC alto y 3 con NFC bajo para cada sesión de prueba simulada de la Fase 2, todas las sesiones tenían dos publicaciones de registro separadas que incluían cuatro lugares disponibles para los participantes: una publicación visible para participantes con NFC alta y una publicación visible para NFC baja participantes (sin que los participantes supieran que NFC era el criterio de selección). Hicimos overbooking en caso de no presentarse para asegurar 3 participantes NFC altos y 3 bajos en cada jurado simulado. Si más de 3 de cada uno se presentaban a una sesión, excusábamos al azar a los participantes adicionales.

Después de dar su consentimiento por escrito, los participantes revisaron la hoja de personalidad del juicio (que guardaron durante todo el estudio como referencia) y escucharon la grabación de audio del resumen del juez de las pruebas del juicio, mientras leían la transcripción de esta grabación de audio. A continuación, escucharon una de las ocho versiones grabadas en audio del testimonio de los expertos (que abarca la manipulación de tipo contrainterrogatorio y las condiciones de contrapeso de calidad de experto y actor experto) y luego escucharon las instrucciones del jurado de Illinois Pattern. A continuación, los participantes completaron el veredicto individual previo a la deliberación y las medidas de credibilidad de los expertos, después de lo cual deliberaron con su grupo hasta que se llegó a un veredicto grupal unánime, o hasta que hubiera transcurrido media hora (el 20% no llegó a un consenso en ese tiempo). Todas las deliberaciones fueron grabadas en video. Una vez finalizada la deliberación, los participantes completaron individualmente los veredictos posteriores a la deliberación, la confianza, la credibilidad de los expertos y las medidas de persuasión de los participantes. Finalmente, se agradeció a los participantes, se les informó y se les dio crédito del curso por su participación. Cada sesión tomó aproximadamente 2 horas. Se transcribieron deliberaciones. Todos los materiales y procedimientos fueron aprobados por la Junta de Revisión Institucional de la Universidad de Illinois en Chicago.

Codificación de deliberación

Desarrollamos un protocolo de codificación novedoso para evaluar hasta qué punto los participantes confiaban en la información central versus la periférica cuando intentaban llegar a un consenso específicamente, ya sea que los participantes estuvieran discutiendo el mensaje central del experto o información periférica sobre la credibilidad del experto como fuente al decidir en qué experto confiar. . Dos codificadores independientes, ciegos a la condición, codificaron de manera confiable el 20% de las transcripciones de acuerdo con los criterios que se describen a continuación. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión y cada evaluador codificó la mitad de las transcripciones restantes.

El protocolo de codificación primero estableció unidades de "comentario de deliberación" (es decir, la unidad de información más pequeña significativa con un 94% de acuerdo), que luego se codificaron para menciones de al menos un experto (90% de acuerdo). De los 3959 comentarios de deliberación, el 41% (norte = 1642) fueron sobre al menos uno de los peritos (21% sobre perito demandante, 13% sobre perito de la defensa, 7% sobre ambos peritos). Cada comentario relacionado con los expertos se codificó adicionalmente para evidenciar la confianza en la información central o periférica, el rechazo de la información periférica o declaraciones inclasificables (más del 86% de acuerdo en todos los códigos).

Comentarios de deliberación central.

Los comentarios en los que los participantes mencionaron el contenido sustantivo del mensaje del experto, como su metodología de estudio, se codificaron como indicativos de la confianza en información central. Por ejemplo, “Dr. Fallon no tenía un grupo de control y inyectó a las ratas dosis más grandes, no eran las dosis a las que estaban expuestos los empleados ". En este comentario, el participante está revisando el contenido del mensaje y evaluando su mérito.

Comentarios de deliberación periférica.

Los comentarios en los que los participantes mencionaron una heurística sobre el experto como fuente (por ejemplo, pago por testificar) que no se centraron en el mensaje sustantivo de su testimonio, se codificaron como indicativos de confianza en información periférica. Por ejemplo, “Dr. Campbell testificó más para las empresas, pueden, como, compensarlo más de lo que podría el demandante ”[sic]. En este comentario, el participante argumenta que no debe confiar en el testimonio del Dr. Campbell porque testificó para una empresa que podría pagarle más de lo que podría pagarle un solo demandante.

Rechazo de comentarios de deliberación periférica.

Los comentarios de rechazo de deliberación periférica fueron comentarios en los que los participantes explícitamente rechazó la información periférica como una base poco confiable para juzgar la credibilidad de los expertos. Por ejemplo, "Tampoco estaba seguro de por qué trajeron todo el 'cobrar', lo encontré irrelevante ... como si a ambos les pagaran por eso de todos modos". En este comentario, el participante argumenta en contra de confiar en la información periférica que le pagaron al experto para juzgar la credibilidad porque se aplica a ambos expertos.

Comentarios inclasificables.

Finalmente, los comentarios se codificaron como inclasificable cuando no estaba claro si la declaración del participante se basaba en la confianza en información central o periférica. Por ejemplo, "Creí mucho más en el primer médico". En este comentario, no está claro si el participante cree al médico más debido a la información central (por ejemplo, su investigación) o la información periférica (por ejemplo, dónde fue a la escuela).


3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

3.1 Demografía de los encuestados

Se marcaron un total de 15995 números generados aleatoriamente y se completaron 1000 encuestas. Dentro de los números marcados, las muestras elegibles y cooperantes totales fueron 4973 y 1715, respectivamente, con una tasa de respuesta resultante del 20,1% y una tasa de cooperación del 58,3%.

Para los participantes de la encuesta (1000), la edad promedio fue de 47 años, el 80.0% se autoidentificó como caucásico, el 71.9% reportó un ingreso familiar anual de más de $ 50,000, el 69.4% eran religiosos y el 69.2% estaban actualmente / anteriormente casados ​​o no solteros ( Tabla 2). Los predictores con más valores perdidos debido a las negativas de los encuestados fueron la práctica religiosa (17), la raza (15) y la ideología social (15) (Tabla 3).

Tamaño de la muestra de solicitudes de encuesta = 1000 Número Porcentaje a a Los porcentajes se calcularon después de excluir "Rechazado", "No sé" y "Sin datos".
Familiaridad con la producción lechera (segundo trimestre)
Muy familiar 106 10.6
Algo familiar 263 26.3
Un poco familiar 274 27.4
Nada familiar 357 35.7
Comportamiento de compra (tercer trimestre)
Nunca 390 39.0
Casi nunca 187 18.7
Algunas veces 171 17.1
A menudo 147 14.7
Siempre 105 10.5
Motivo de la compra (cuarto trimestre)
El ambiente natural 29 4.8
Salud humana 342 56.1
Bienestar de los animales 68 11.2
Tratamiento de los trabajadores agrícolas 6 0.9
Prevención de la resistencia a los antibióticos 32 5.2
Otro 133 21.8
Sin datos (porque la respuesta en el tercer trimestre fue "Nunca") 390
Conocimiento de VFD (Q5)
Para tratar o prevenir la enfermedad de las vacas. 431 43.2
Para promover el crecimiento de las vacas 29 2.9
Ambos 171 17.1
Ninguno 351 35.2
No sé b b Para el análisis estadístico posterior, la respuesta "No sé" se clasificó con respuestas incorrectas (es decir, "Para promover el crecimiento de las vacas", "Ambos" y "Ninguno").
16 1.6
Rechazado 2
Acuerdo con la norma orgánica estadounidense sobre el uso de antibióticos (P6)
Muy en desacuerdo 155 15.5
Discrepar 282 28.3
Ni de acuerdo ni en desacuerdo 193 19.4
De acuerdo 200 20.1
Totalmente de acuerdo 166 16.7
No lo sé 3
Rechazado 1
  • a Los porcentajes se calcularon después de excluir "Rechazó", "No sé" y "Sin datos".
  • b Para el análisis estadístico posterior, la respuesta "No sé" se clasificó con respuestas incorrectas (es decir, "Para promover el crecimiento de las vacas", "Ambos" y "Ninguno").

Las características de edad, género, raza, etnia y empleo de los encuestados no fueron estadísticamente significativamente diferentes de las informadas en el censo de EE. UU. Sin embargo, los encuestados tenían ingresos familiares anuales significativamente más altos con un 72% de los participantes que tenían un ingreso familiar anual de $ 50,000 o más en comparación con el 65% en el censo de EE. UU. (pag = 0,002). Los participantes de la encuesta también fueron significativamente más educados con un 49% de los participantes que tenían una licenciatura en la encuesta en comparación con solo el 28% en el censo de EE. UU. (pag & lt 0,001).

3.2 Respuestas a las preguntas de la encuesta

La mayoría de los participantes de la encuesta (993/1000) definieron “orgánico” usando sus propias palabras cuando se les preguntó qué significa “orgánico” para ellos al comprar productos lácteos (Q1). A los participantes se les preguntó esto independientemente de sus prácticas de compra. El análisis temático basado en áreas de interés a priori (antibióticos) y categorías emergentes (es decir, "estafa" o "natural") reveló 19 códigos o tipos de respuesta, cuya frecuencia se muestra en la Figura 1 (Tipos de respuesta de participantes que alguna vez versus en las Figuras S1 y S2, respectivamente, se muestran las personas que nunca compraron productos orgánicos y que rara vez se compraron orgánicos con frecuencia). Curiosamente, más de un tercio de los que respondieron compararon lo orgánico con la pureza media o sin aditivos de ningún tipo pero distintos de las hormonas (a menudo mencionadas por separado) y los antibióticos (dado el dominio específico de interés para esto). Esta idea de pureza se refleja en la etiqueta "puro / sin productos químicos / sin pesticidas / sin aditivos". Algunas de las citas de ejemplo para este código son las siguientes: “No hay productos químicos, aditivos o pesticidas para los animales. Todo eso depende de si los productos son orgánicos ". "La tierra original como si no tuvieran conservantes, ni aditivos, ni nada". El número máximo de categorías que un encuestado mencionó en su respuesta fue cinco. Entre los que mencionaron al menos cuatro categorías, los antibióticos, las hormonas y el bienestar animal fueron los que se mencionaron con mayor frecuencia al describir lo orgánico.

Los resultados indicaron un escaso conocimiento y algunos conceptos erróneos del público en general sobre la VFD (Q5), ya que el 35,2% (351/998) de los encuestados consideraba ilegal el uso de antibióticos en cualquier tipo de explotación lechera, mientras que el 20,1% (200/998) ) pensó que el uso de antibióticos para promover el crecimiento todavía está permitido en los Estados Unidos (Tabla 2). En general, más de la mitad de los encuestados (56,8%, 567/998) no identificaron correctamente la VFD, lo que exige que los antibióticos de importancia médica solo se pueden usar para tratar, prevenir o controlar las enfermedades de las vacas en las granjas lecheras de EE. UU. Se reconoce comúnmente que muchas personas en el público en general, en los Estados Unidos y en otros lugares, tienen poca experiencia o información sobre la agricultura (Boogaard et al., 2011 Christoph-Schulz et al., 2015 J. Hansen et al., 2003) .

Aproximadamente un tercio de los participantes informó que no estaban familiarizados con la producción lechera, donde el 35,7% (357/1000) informó que "no estaba familiarizado en absoluto" con ningún tipo de práctica de la producción lechera (Q2). Aún así, la mayoría de los encuestados (80,3%) pudieron formarse opiniones sobre cómo se deben usar los antibióticos en la producción lechera orgánica (P6). Entre los encuestados, el 36,8% (366/997) creía que si a una vaca lechera orgánica se le administraba un antibiótico para tratar una enfermedad, su leche nunca debería volver a venderse como orgánica por el resto de la vida de la vaca (es decir, acuerdo con la agencia orgánica de EE. UU. estándar sobre el uso de antibióticos), mientras que el 43,8% (437/997) informó que el uso de antibióticos en vacas para tratar enfermedades no debería cambiar su estado orgánico.

Una parte sustancial de los participantes (39,0%, 390/1000) informó que nunca había comprado productos lácteos orgánicos en lugar de convencionales (tercer trimestre). Entre los que informaron haber comprado productos orgánicos, el 56,1% (342/610) informó que la salud humana era la razón más importante para comprar productos orgánicos, mientras que solo el 5,2% (32/610) expresó que la prevención de la resistencia a los antibióticos era la razón más importante para ellos. para comprar productos orgánicos (Q4).

3.3 Predictores del comportamiento de compra autoinformado

Los análisis univariables revelaron 9 de las 22 variables consideradas como posibles predictores de los encuestados que informaron que alguna vez compraron productos lácteos orgánicos en lugar de los convencionales (en comparación con nunca, Tabla 4, Resultado 1-i). Los análisis de regresión logística multivariable identificaron los mejores predictores de los encuestados que informaron haber comprado alguna vez productos orgánicos (Tabla 5, Figura 2), que incluyeron el ingreso familiar, haber nacido en Estados Unidos y partido político. El modelo de regresión logística final tuvo un AIC de 1148,1 y una desviación residual de 1136,1 en 885 grados de libertad. El modelo nulo tiene un AIC de 1192,4 y una desviación residual de 1190,4 en 890 grados de libertad. Un LRT reveló que el ajuste de estos modelos era significativamente diferente (pag & lt 0,001). La prueba HL sugirió un buen ajuste para el modelo final de regresión logística multivariable (10 bins / intervalos, χ 2 = 3.52, df = 8, pag = 0,90). No se identificó ninguna interacción.

Variables demograficas O IC del 95%
Género (norte = 985)
Masculino 1,00 (ref)
Mujer 1.33 1.03–1.72
Nivel de Educación (norte = 992)
Secundaria o menos 1,00 (ref)
Comercio técnico, escuela vocacional después de la escuela secundaria, o algún título universitario o universitario 1.09 0.79–1.49
Formación de posgrado o profesional 1.69 1.17–2.45
Ingresos del hogar (norte = 964)
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 a menos de $ 100,000 1.56 1.10–2.15
$ 100,000 o más 2.24 1.61–3.13
Nacido en los Estados Unidos (norte = 999)
1,00 (ref)
No 3.02 1.89–5.00
Estado civil (norte = 994)
Soltero, anteriormente casado (divorciado, separado, viudo), otro 1,00 (ref)
casado 1.39 1.08–1.79
Partido político (norte = 920)
Demócrata 1,00 (ref)
Independiente 0.79 0.57–1.12
Republicano 0.59 0.44–0.81
Ideología social (norte = 985)
Liberal 1,00 (ref)
Moderar 0.74 0.55–1.01
Conservador 0.53 0.38–0.72
Religiosos (norte = 983)
No 1,00 (ref)
Protestante, Católico, Cristiano Ortodoxo 0.90 0.68–1.19
Judía, musulmana, otra religión 1.73 1.05–2.84
Frecuencia de asistencia a servicios religiosos (norte = 989)
Nunca 1,00 (ref)
Unas cuantas veces al año o pocas veces 1.53 1.09–2.13
Una o dos veces al mes o más 1.16 0.83–1.62
  • Abreviaturas: IC del 95%: intervalo de confianza del 95% (basado en la probabilidad del perfil) norte, número de respuestas OR, referencia de la razón de probabilidades, nivel de referencia para el cálculo de la razón de probabilidades.
Variables demograficas O IC del 95% pag valor
Ingresos del hogar
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 a menos de $ 100,000 1.60 1.13–2.26 0.008
$ 100,000 o más 2.02 1.43–2.86 & lt0.001
Nacido en Estados Unidos
1,00 (ref)
No 3.06 1.83–5.34 & lt0.001
Partido político
Demócrata 1,00 (ref)
Independiente 0.78 0.54–1.14 0.194
Republicano 0.54 0.39–0.74 & lt0.001
  • Abreviaturas: IC del 95%, intervalo de confianza del 95% (basado en la probabilidad del perfil) O, razón de probabilidades ref: nivel de referencia para el cálculo de la razón de probabilidades.
  • pag El valor se basa en la prueba de Wald.

En comparación con el grupo de ingresos más bajos, los encuestados con los ingresos más altos tenían las mayores probabilidades de comprar productos lácteos orgánicos en lugar de los convencionales (Tabla 5). Específicamente, las probabilidades de comprar un producto lácteo orgánico eran casi el doble para los encuestados con un ingreso anual de $ 100,000 o más, en comparación con los encuestados con un ingreso anual de menos de $ 50,000.

El estudio identificó una asociación positiva entre haber nacido fuera de los Estados Unidos y la compra autoinformada de productos lácteos orgánicos (Tabla 5): para un encuestado nacido en el extranjero, las probabilidades de comprar productos orgánicos eran aproximadamente tres veces más grandes que las probabilidades de compra de productos orgánicos para un encuestado nacido en EE. UU. Además, los encuestados que informaron haber comprado productos lácteos orgánicos tenían más probabilidades de describirse a sí mismos como demócratas en comparación con los que se describían a sí mismos como republicanos. Se ha demostrado que los consumidores con puntos de vista liberales, que probablemente son características de los demócratas participantes, prefieren los productos orgánicos en estudios anteriores (Bellows et al., 2008 Bullock et al., 2017). Además, la diferencia de comportamiento entre republicanos y demócratas podría estar asociada con sus diferencias en varios juicios morales (Graham et al., 2009 Haidt, 2007).

Los análisis univariables revelaron 10 de las 22 variables consideradas como posibles predictores de la frecuencia de compra autoinformada (con frecuencia frente a rara vez) de productos lácteos orgánicos (Tabla 6, Resultado 1-ii). Los análisis de regresión logística multivariable revelaron que los mejores predictores de la frecuencia de compra de productos orgánicos fueron la familiaridad con la producción lechera (Q2), el motivo de la compra (Q4), la situación laboral, haber nacido en los Estados Unidos y el ingreso familiar (Tabla 7, Figura 2). ). El tamaño de la muestra para el modelo final fue 610, ya que el cuarto trimestre (motivo de la compra) era aplicable solo a los participantes que informaron haber comprado productos orgánicos durante los últimos seis meses. El modelo final tenía un AIC de 753,85 y una desviación residual de 735,85 en 573 grados de libertad. El modelo nulo tiene un AIC de 792,92 y una desviación residual de 790,92 en 581 grados de libertad. LRT indicó que estos modelos diferían significativamente (pag & lt 0,001). La prueba HL sugirió un buen ajuste para el modelo final (14 contenedores / intervalos, χ 2 = 16.82, df = 12, pag = 0.16).

Caracteristicas O IC del 95%
Preguntas de la encuesta
Familiaridad con la producción lechera (Q2, norte = 610)
Nada familiar 1,00 (ref)
Cualquier otro nivel de familiaridad 1.50 1.06–2.12
Razón de la compra (Q4, norte = 610)
El entorno natural, el bienestar animal, el tratamiento de los trabajadores agrícolas, la prevención de la resistencia a los antibióticos u otras razones. 1,00 (ref)
Salud humana 1.83 1.32–2.56
Variables demograficas
Nivel de Educación (norte = 604)
Secundaria o menos 1,00 (ref)
Escuela técnica, comercial o vocacional después de la escuela secundaria, o algún título universitario o universitario 1.01 0.67–1.54
Formación de posgrado o profesional 1.69 1.06–2.72
Ingresos del hogar (norte = 583)
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 a menos de $ 100,000 1.87 1.25–3.16
$ 100,000 o más 2.57 1.64–4.07
Nacido en Estados Unidos (norte = 609)
1,00 (ref)
No 1.73 1.11–2.71
Estado de Empleo (norte = 610)
Desempleado, jubilado, discapacitado, incapaz de trabajar 1,00 (ref)
Empleado 1.89 1.33–2.70
Hispano o latino (norte = 603)
No 1,00 (ref)
0.54 0.30–0.93
Niños en el hogar (norte = 610)
No 1,00 (ref)
1.44 1.03–2.01
Estado civil (norte = 605)
Soltero, anteriormente casado (divorciado, separado, viudo), otro 1,00 (ref)
Casado 1.51 1.09–2.10
Ideología social (norte = 602)
Liberal 1,00 (ref)
Moderar 0.73 0.50–1.06
Conservador 0.55 0.36–0.84
  • Abreviaturas: OR, razón de posibilidades, IC del 95%, intervalo de confianza del 95% (según la probabilidad del perfil) norte, número de respuestas ref, nivel de referencia para el cálculo de la razón de posibilidades.
Predictores O IC del 95% pag valor
Preguntas de la encuesta
Familiaridad con la producción lechera (segundo trimestre)
Nada familiar 1,00 (ref)
Cualquier otro nivel de familiaridad 1.54 1.05–2.24 0.025
Motivo de la compra (cuarto trimestre)
El entorno natural, el bienestar animal, el tratamiento de los trabajadores agrícolas, la prevención de la resistencia a los antibióticos u otras razones. 1,00 (ref)
Salud humana 1.79 1.26–2.55 0.001
Variables demograficas
Estado de Empleo
Desempleado, jubilado, discapacitado, incapaz de trabajar 1,00 (ref)
Empleado 1.78 1.22–2.62 0.003
Nacido en Estados Unidos y con ingresos familiares
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 a menos de $ 100,000 1.38 0.83–2.31 0.001
$ 100,000 o más 1.56 0.94–2.62 & lt 0,001
Nacido fuera de los Estados Unidos y con ingresos familiares
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 a menos de $ 100,000 9.77 2.64–43.57 0.217
$ 100,000 o más 11.29 3.43–45.67 0.086
  • Abreviaturas: OR, odds ratio IC del 95%, intervalo de confianza del 95% (basado en la probabilidad del perfil) ref, nivel de referencia para el cálculo del odds ratio.
  • pag El valor se basa en la prueba de Wald.

Los encuestados que declararon haber comprado productos orgánicos con frecuencia (en comparación con raras veces) fueron más propensos a describirse como familiarizados con las prácticas de producción lechera (Tabla 7). También era más probable que eligieran la salud humana como la razón más importante para comprar productos orgánicos, en comparación con el conjunto del entorno natural, el bienestar animal, el tratamiento de los trabajadores agrícolas, la prevención de la resistencia a los antibióticos u otras preocupaciones no relacionadas con la salud. Los encuestados empleados tendían a comprar productos lácteos orgánicos con más frecuencia, en comparación con el total de encuestados desempleados, jubilados, discapacitados o encuestados que no pueden trabajar. Hubo una interacción entre el ingreso familiar y el país de nacimiento: se observó una asociación positiva entre el ingreso y la frecuencia de compra de productos lácteos orgánicos entre los encuestados que informaron haber nacido fuera de los Estados Unidos. En comparación con aquellos en el grupo de ingresos más bajos, los encuestados nacidos en el extranjero con los ingresos más altos tenían las mayores probabilidades de comprar productos orgánicos con frecuencia. Sin embargo, las asociaciones de participantes nacidos en el extranjero tenían amplios intervalos de confianza, lo que se atribuye al pequeño tamaño de la muestra (solo cuatro y nueve encuestados nacidos en el extranjero en el grupo de ingresos más bajos y medios, respectivamente, autoinformaron que compran productos orgánicos raramente).

Los encuestados que declararon haber comprado productos orgánicos con frecuencia fueron aquellos que se consideraban más familiarizados con la producción lechera (Tabla 7, Figura 2). Esto se esperaba, ya que la familiaridad percibida o el conocimiento percibido (que es diferente del conocimiento fáctico, como el conocimiento de una regulación) se identificó como un factor crítico que afecta el comportamiento del consumidor (Ladwig et al., 2012). Estudios anteriores mostraron que los consumidores con un mayor conocimiento percibido sobre la producción de alimentos o los consumidores que se sienten más familiarizados con los productos orgánicos eran más propensos a comprar alimentos orgánicos (Bellows et al., 2008 Hidalgo-Baz et al., 2017).

Para más de la mitad de los encuestados que declararon comprar productos lácteos orgánicos, la razón más importante para comprar productos orgánicos con más frecuencia fue su propia salud. Además, los encuestados que priorizan la salud humana tenían mayores probabilidades de comprar productos lácteos orgánicos con mayor frecuencia en comparación con los encuestados que priorizaban el medio ambiente natural, el bienestar animal, el tratamiento de los trabajadores agrícolas, la prevención de la resistencia a los antibióticos u otras preocupaciones no relacionadas con la salud. Nuestros resultados respaldan investigaciones anteriores sobre las motivaciones del consumidor orgánico que indican que los beneficios personales, como la propia salud, pueden ser una fuerza impulsora importante para la compra de alimentos orgánicos, en comparación con los beneficios comunes, como la salud ambiental y el bienestar animal (Lockie et al., 2002). Molyneaux, 2007 Wier et al., 2003). El público en general también asocia la leche “saludable” con las características de la producción lechera orgánica (Cardoso et al., 2016). Dada la asociación positiva entre priorizar la salud humana y la frecuencia de compra de productos orgánicos, nuestros resultados sugieren que la industria láctea debe satisfacer el deseo de lo que el público percibe como saludable para retener la demanda de productos orgánicos (Barkema et al., 2015 von Keyserlingk et al., 2013).

Nuestros resultados sugirieron que el ingreso familiar era el elemento clave en el comportamiento de compra autoinformado y ayudó a explicar por qué algunas personas compran productos orgánicos con más frecuencia que otras, ya que se identificó entre los predictores más fuertes en nuestros dos modelos para el comportamiento de compra autoinformado (Tablas 5). y 7, y Figura 2). Los encuestados que declararon haber comprado productos orgánicos con mayor frecuencia fueron los encuestados con mayores ingresos. Sabemos por estudios anteriores que los consumidores de productos lácteos orgánicos han demostrado tener altos ingresos (Alviola IV & Capps, 2010 Ellis et al., 2009 Gracia & de Magistris, 2008 Harwood & Drake, 2018 Pearson et al., 2011 Van Loo et al., 2013).

3.4 Predictores del conocimiento de VFD

Los análisis univariables revelaron 10 de las 22 variables consideradas como posibles predictores del conocimiento de la VFD (Tabla 8, Resultado 2). Los análisis de regresión logística multivariable identificaron los mejores predictores del conocimiento de la VFD (Tabla 9, Figura 2), que incluyeron ingresos familiares, afiliación a partidos políticos, ser identificado como caucásico y estar de acuerdo con el estándar orgánico de EE. UU. Sobre el uso de antibióticos (P6). El modelo final y el modelo nulo arrojaron valores AIC de 1179,8 (desviación residual de 1165,8 en 874 grados de libertad) y 1209,3 (desviación residual de 1207,3 en 880 grados de libertad), respectivamente. El LRT reveló que el ajuste de estos dos modelos era significativamente diferente (pag & lt 0,001). La prueba HL reveló un buen ajuste entre el modelo finalizado y los datos de la encuesta (7 contenedores / intervalos, χ 2 = 0.83, df = 5, pag = 0,98). No se identificó ninguna interacción.

Caracteristicas O IC del 95%
Preguntas de la encuesta
Familiaridad con la producción lechera (Q2, norte = 998)
Nada familiar 1,00 (ref)
Cualquier otro nivel de familiaridad 1.31 1.01–1.71
Acuerdo con la norma orgánica de EE. UU. Sobre el uso de antibióticos (P6, norte = 994)
De acuerdo 1,00 (ref)
Ni de acuerdo ni en desacuerdo 1.42 0.99–2.04
Discrepar 1.83 1.38–2.44
Variables demograficas
Ingresos del hogar (norte = 962)
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 o más 1.52 1.14–2.04
Estado de propiedad de la vivienda (norte = 990)
Alquilar 1,00 (ref)
Poseer o vivir allí sin alquiler 1.59 1.21–2.10
Raza: solo caucásicos (norte = 983)
No 1,00 (ref)
2.29 1.64–3.25
Raza: solo afroamericanos (norte = 982)
No 1,00 (ref)
0.42 0.27–0.63
Raza: Otro solo aa Otro solo incluye una de cada respuesta de "mexicano", "mexicano-estadounidense", "árabe", "hispano", "centroamericano", "del Medio Oriente", "latina", "judío ucraniano" “Mestizo”, “Puertorriqueño”, “Egipcio”, “Afrocaribeño”, “Chicano” y “Mixto”.
(norte = 982)
No 1,00 (ref)
0.41 0.17–0.87
Estado civil (norte = 992)
Soltero, anteriormente casado (divorciado, separado, viudo), otro 1,00 (ref)
casado 1.47 1.14–1.89
Partido político (norte = 918)
Demócrata 1,00 (ref)
Independiente 1.12 0.79–1.59
Republicano 1.72 1.28–2.33
  • Abreviaturas: OR, razón de posibilidades, IC del 95%, intervalo de confianza del 95% (según la probabilidad del perfil) norte, número de respuestas ref, nivel de referencia para el cálculo de la razón de posibilidades.
  • a Otro solo incluye una de cada respuesta de "mexicano", "mexicano-estadounidense", "árabe", "hispano", "centroamericano", "del Medio Oriente", "latina", "judío ucraniano", "mestizo" "Puertorriqueño", "Egipcio", "Afrocaribeño", "Chicano" y "Mixto".
Predictores O IC del 95% pag valor
Preguntas de la encuesta
Acuerdo con la norma orgánica estadounidense sobre el uso de antibióticos (P6)
De acuerdo 1,00 (ref)
Ni de acuerdo ni en desacuerdo 1.33 0.91– 1.97 0.504
Discrepar 1.52 1.11–2.08 0.143
Variables demograficas
Ingresos del hogar
Menos de $ 50,000 1,00 (ref)
$ 50,000 o más 1.40 1.02–1.91 0.036
Raza: solo caucásicos
No 1,00 (ref)
1.87 1.29–2.77 0.001
Partido político
Demócrata 1,00 (ref)
Independiente 1.21 0.84–1.75 0.294
Republicano 1.50 1.09–2.77 0.013
  • Abreviaturas: OR, odds ratio IC del 95%, intervalo de confianza del 95% (basado en la probabilidad del perfil) ref, nivel de referencia para el cálculo del odds ratio.
  • pag El valor se basa en la prueba de Wald.

Los encuestados que identificaron correctamente el VFD tenían más probabilidades de describirse a sí mismos como republicanos (en comparación con ser descritos como demócratas) eran de raza caucásica (en comparación con razas no caucásicas) y tenían ingresos familiares más altos (en comparación con ingresos familiares inferiores a 50.000 dólares).

Los encuestados que pensaban que el uso de antibióticos en el pasado no debería excluir permanentemente a una vaca del estado orgánico tenían más probabilidades de saber que los antibióticos estaban permitidos en las granjas lecheras de EE. UU. Para tratar o prevenir enfermedades y no para promover el crecimiento. En otras palabras, los encuestados que estaban familiarizados con el VFD no estaban de acuerdo con la norma orgánica estadounidense sobre el uso de antibióticos (Figura 2). Se observó un resultado similar para el público europeo, donde los encuestados que tenían conocimientos generales sobre antibióticos (incluidas las regulaciones en la cría de animales y / o antecedentes científicos sobre el uso de antibióticos) ven a los antibióticos como beneficiosos, en lugar de riesgosos (Alexa et al., 2019). Dado que nuestros resultados indicaron que una mejor comprensión de la VFD se asoció con una mayor aceptación del uso de antibióticos en animales orgánicos con fines de tratamiento, sugiere que los consumidores no están intrínsecamente en contra del uso de antibióticos en las granjas lecheras orgánicas. Parece que los consumidores con una mayor comprensión de la VFD tenían más probabilidades de percibir el uso de antibióticos como una opción permisible para el tratamiento o la prevención de enfermedades en la producción orgánica. Por lo tanto, mejorar la comprensión del público sobre las perspectivas industriales / científicas o reglamentarias podría superar el déficit de conocimiento y podría remodelar la opinión del público sobre las prácticas agrícolas con respecto al uso de antibióticos. Un aspecto clave para mejorar la comprensión es encontrar el aspecto de "cómo" informar al público. Este es un tema complejo, ya que las opiniones no se modifican simplemente por los hechos, sino que están influenciadas por varios factores, como los valores morales, las creencias religiosas y las opiniones políticas (Brossard y Nisbet, 2007). Por ejemplo, las personas pueden tener opiniones que no coinciden con los hechos y, en consecuencia, es posible que no busquen información porque se “sienten” conocedores de un tema (Galli, 1978 Ladwig et al., 2012 Radecki & Jaccard, 1995). Incluso si a los consumidores se les presentaran fácilmente los hechos, es posible que no estuvieran interesados ​​en adquirir información debido a los desafíos para comprender un conocimiento complejo (Brossard & Nisbet, 2007). Sobre la base de nuestros hallazgos, la investigación futura podría tener como objetivo dilucidar las percepciones públicas y la aceptación de posibles modificaciones en los estándares actuales para el uso de antibióticos en el ganado lechero, como un período de retención extendido.

3.5 Percepciones del uso de antibióticos y resistencia en el comportamiento de compra

Las preocupaciones del público en general sobre el uso de antibióticos o la resistencia a los antibióticos en la cría de animales se han informado ampliamente en la literatura (Barlow, 2011 Clark et al., 2016 Hwang et al., 2005 Scott et al., 2015 Vanhonacker et al., 2010 Wemette et al., 2021), sin embargo, en nuestro estudio, la prevención de la resistencia a los antibióticos se seleccionó como la razón más importante porque solo el 5,2% (32/610) de los participantes declararon haber comprado productos orgánicos (Q4). Dicho esto, es posible que la prevención de la resistencia a los antibióticos también fuera importante para algunos participantes que seleccionaron la “salud humana” como el motivo de la compra de productos orgánicos porque es un término más amplio que representa sus preocupaciones generales relacionadas con la salud. Además, el acuerdo de los encuestados con el estándar orgánico de EE. UU. Sobre el uso de antibióticos o su comprensión de las regulaciones sobre el uso de antibióticos no se identificaron como predictores del comportamiento de compra autoinformado en ninguno de nuestros modelos. Una forma de explicar esto es la brecha actitud-comportamiento, donde las actitudes de los consumidores (como las preocupaciones sobre la resistencia a los antibióticos o la comprensión de las regulaciones sobre el uso de antibióticos) no explican el comportamiento real de compra. Los consumidores muestran comportamientos de compra habituales o indecisos y varias variables pueden influir significativamente en el comportamiento real. Estas variables pueden ser ingresos, raza, educación, religión, presiones sociales, preocupaciones éticas, nivel de diversas preocupaciones, accesibilidad de los productos alimenticios, atractivo sensorial, deseo de mantener un estilo de vida saludable, normas subjetivas y el papel de los alimentos en la vida de uno ( Basha y Lal, 2019 Bellows et al., 2008 Brossard y Nisbet, 2007 Chekima et al., 2017 T. Hansen et al., 2018 Nuttavuthisit y Thøgersen, 2017 Shaw et al., 2000 Webster, 1975 Wheale y Hinton, 2007 Wheeler et al., 2019).

3.6 Limitaciones

Existen varias limitaciones para nuestro estudio. Primero, para nuestra encuesta con anonimato protegido, es imposible verificar la veracidad de las respuestas. Las respuestas también pueden verse afectadas por la deseabilidad social (Q1) y el sesgo de recuerdo (Q3), así como por la subjetividad (Q3 y Q4). En segundo lugar, la percepción es un concepto complejo afectado por diversos factores. Por lo tanto, factores como la relevancia personal del problema de resistencia a los antibióticos o el marco de referencia (es decir, el conocimiento adquirido por personas importantes en la vida de uno) pueden ser igualmente importantes para evaluar la percepción pública sobre el uso de antibióticos en la producción lechera, pero no se incluyeron en el presente estudio. . De manera similar, nuestro estudio no caracterizó bien los determinantes del proceso de comportamiento, y reconocemos que las variables incluidas en este estudio no pueden capturar el comportamiento de compra en su totalidad, en ese sentido, el trabajo futuro debe apuntar a dilucidar una variedad de otras razones para comprar productos orgánicos (p. Ej. , sabor y precio). Una limitación importante es cómo se hizo la pregunta Q5: evaluamos el conocimiento sobre VFD (Q5) preguntando sobre un aspecto de la VFD (es decir, la prohibición de antibióticos para promover el crecimiento), pero la redacción de la pregunta no coincidía exactamente con la de VFD ( que prohíbe específicamente el uso de antibióticos de importancia médica con fines de producción en animales productores de alimentos en piensos y agua, y requiere supervisión veterinaria de antibióticos de importancia médica) (FDA, 2017). La redacción elegida en la Q5 tenía como objetivo investigar la comprensión pública del uso de antibióticos agrícolas al tiempo que se reducía la complejidad y la densidad de información, de modo que la pregunta sea menos intimidante y más fácil de responder para los participantes. Reconocemos que los antibióticos y su uso en las granjas lecheras son un tema complejo y altamente técnico para el público en general (Carter et al., 2016 Ritter et al., 2019 Vanden Eng et al., 2003) por lo tanto, Q5 puede ser limitado en la evaluación comprensión de los participantes de las regulaciones con respecto al uso de antibióticos. A diferencia de lo que se hizo en nuestro estudio, las percepciones generalmente se evalúan mediante escalas de ítems múltiples con una idea central específica (Bruner, 2012). En este estudio, nuestra idea central fue clara, sin embargo, se tuvieron que usar varios tipos de preguntas, ya que la comprensión pública en nuestro estudio requiere la comprensión de diferentes conceptos, como el uso y la resistencia a los antibióticos, así como la producción láctea orgánica y convencional. También existen limitaciones potenciales asociadas con la categorización particular utilizada en el análisis temático (más detallada en la Información de apoyo). Si bien nuestro estudio tuvo una alta tasa de cooperación, la naturaleza de la encuesta por teléfono puede haber introducido un sesgo de selección considerando que las personas que usan teléfonos celulares o teléfonos fijos pueden tener características diferentes de las que no los tienen, así como las personas que están de acuerdo con participar en una encuesta telefónica de los que no están de acuerdo. En nuestra encuesta, el orden de las preguntas formuladas fue el mismo para cada participante, lo que puede haber introducido un sesgo de orden que podría afectar las respuestas a las preguntas. En comparación con la población general de EE. UU. En 2018, nuestra muestra de la encuesta fue representativa de la población de EE. UU., Excepto que incluyó participantes que tenían una educación significativamente mejor y tenían ingresos familiares más altos, lo que podría haber introducido un sesgo de selección en el estudio. Por lo tanto, alentamos el trabajo futuro para identificar y analizar las respuestas de una asamblea más amplia de encuestados para permitir una evaluación completa de la generalización de los hallazgos.


Referencias

Bagneux, V., Bollon, T. y Dantzer, C. (2012). ¿Las tendencias de evaluación de la (falta de) certeza invierten la influencia de las emociones en la toma de riesgos en tareas secuenciales? Cognición y emoción, 26(3), 568–576.

Bagneux, V., Font, H. y Bollon, T. (2013). Las emociones incidentales asociadas con las valoraciones de la incertidumbre afectan las decisiones en la tarea de juego de Iowa. Motivación y Emoción, 37(4), 818–827.

Bechara, A., Damasio, A. R., Damasio, H. y Anderson, S. W. (1994). Insensibilidad a las consecuencias futuras de un daño en la corteza prefrontal humana. Cognición, 50, 7–15.

Bechara, A., Damasio, H., Damasio, A. R. y Lee, G. P. (1999). Diferentes contribuciones de la amígdala humana y la corteza prefrontal ventromedial a la toma de decisiones. La Revista de Neurociencia, 19(3), 5473–5481.

Bechara, A., Damasio, H., Tranel, D. y Damasio, A. R. (1997). Decidir ventajosamente antes de conocer la estrategia ventajosa. Ciencia, 275, 1293–1295.

Bechara, A., Damasio, H., Tranel, D. y Damasio, A. R. (2005). La tarea de juego de Iowa y la hipótesis del marcador somático: algunas preguntas y respuestas. Tendencias en las ciencias cognitivas, 9(4), 159–162.

Bechara, A., Tranel, D., Damasio, H. y Damasio, A. R. (1996). No responder de manera autónoma a los resultados futuros anticipados después de un daño en la corteza prefrontal. Corteza cerebral, 6, 215–225.

Blanchette, I. y Richards, A. (2010). La influencia del afecto en la cognición de nivel superior: una revisión de la investigación sobre interpretación, juicio, toma de decisiones y razonamiento. Cognición y emoción, 24(4), 561–595.

Bollon, T. y Bagneux, V. (2013). ¿Puede la valoración de la incertidumbre asociada con la emoción cancelar el efecto del período de corazonada en la tarea de juego de Iowa? Cognición y emoción, 27(2), 376–384.

Bradley, M. M. y Lang, P. J. (1994). Midiendo la emoción: el maniquí de autoevaluación y el diferencial semántico. Revista de terapia conductual y psiquiatría experimental, 25(1), 49–59.

Brand, M., Fujiwara, E., Borsutzky, S., Kalbe, E., Kessler, J. y Markovitsch, H. (2005). Déficits en la toma de decisiones de los pacientes de Korsakoff en una nueva tarea de juego con reglas explícitas: Asociaciones con funciones ejecutivas. Neuropsicología, 19(3), 267–277.

Brand, M., Recknor, E. C., Grabenhorst, F. y Bechara, A. (2007). Decisiones bajo ambigüedad y decisiones bajo riesgo: correlaciones con funciones ejecutivas y comparaciones de dos tareas de juego diferentes con reglas implícitas y explícitas. Revista de neuropsicología clínica y experimental, 29(1), 86–99.

Caroselli, J. S., Hiscock, M., Scheibel, R. S. e Ingram, F. (2006). El paradigma del juego simulado aplicado a los adultos jóvenes: un examen del desempeño de los estudiantes universitarios. Neuropsicología aplicada, 13, 203–212.

Chiu, Y.-C., y Lin, C.-H. (2007). ¿Es la baraja C una baraja ventajosa en la tarea de juego de Iowa? Funciones conductuales y cerebrales, 3, 37.

Colombetti, G. (2008). Las hipótesis del marcador somático y lo que muestra y no muestra la tarea de juego de Iowa. Revista británica de filosofía de la ciencia, 59, 51–71.

Damasio, A. R. (1994). El error de Descartes: la emoción, la razón y el cerebro humano. Nueva York: Grosset / Putnam.

Damasio, A. R. (1996). La hipótesis del marcador somático y las posibles funciones de la corteza prefrontal. Transacciones filosóficas de la Royal Society of London Serie B-Ciencias biológicas, 351, 1413–1420.

De Vries, M., Holland, R. W. y Witteman, C. L. M. (2008). En el estado de ánimo ganador: Afecta en la tarea de juego de Iowa. Juicio y toma de decisiones, 3(1), 42–50.

Dunn, B. D., Dalgleish, T. y Lawrence, A. D. (2006). La hipótesis del marcador somático: una evaluación crítica. Reseñas de neurociencia y bioconducta, 30, 239–271.

Fernie, G. y Tunney, R. J. (2006). Algunos mazos son mejores que otros: el efecto del tipo de reforzador y las instrucciones de la tarea sobre el aprendizaje en la tarea de juego de Iowa. Cerebro y cognición, 60, 94–102.

Golland, Y., Keissar, K. y Levit-Binnun, N. (2014). Estudiar la dinámica de la actividad autónoma durante la experiencia emocional. Psicofisiología, 51, 1101–1111.

Gross, J. J. y Levenson, R. W. (1995). Generación de emociones mediante películas. Cognición y emoción, 9, 87–108.

Han, S., Lerner, J. y Keltner, D. (2007). Los sentimientos y la toma de decisiones del consumidor: el marco de valoración-tendencia. Revista de psicología del consumidor, 17(3), 158–168.

Kahneman, D. (2003). Una perspectiva sobre el juicio y la elección: mapeo de la racionalidad limitada. Psicólogo estadounidense, 58(9), 697–720.

Keltner, D. y Gross, J. J. (1999). Relatos funcionales de emociones. Cognición y emoción, 13(5), 467–480.

Lázaro, R. S. (1991). Avances en una teoría cognitivo-motivacional-relacional de la emoción. Psicólogo estadounidense, 46, 819–834.

Lerner, J. S. y Keltner, D. (2000). Más allá de la valencia: hacia un modelo de influencias específicas de la emoción sobre el juicio y la elección. Cognición y emoción, 14(4), 473–493.

Lerner, J. S. y Keltner, D. (2001). Miedo, enfado y riesgo. Revista de personalidad y psicología social, 81, 146–159.

Lerner, J. S., Li, Y., Valdesolo, P. y Kassam, K. S. (2015). Emoción y toma de decisiones. Revista anual de psicología, 66, 799–823.

Lerner, J. S., Li, Y. y Weber, E. U. (2013). Los costos económicos de la tristeza. Ciencias Psicológicas, 24(1), 72–79.

Lerner, J. S., Small, D. A. y Loewenstein, G. (2004). Hilos del corazón y del bolso: efectos de arrastre de las emociones en las decisiones económicas. Ciencias Psicológicas, 15, 337–341.

Lin, C.-H., Chiu, Y.-C., Lee, P.-L. y Hsieh, J.-C. (2007). ¿Es el mazo B un mazo desventajoso en la tarea de juego de Iowa? Funciones conductuales y cerebrales, 3, 16.

Maia, T. V. y McClelland, J. L. (2004). Un nuevo examen de la evidencia de la hipótesis del marcador somático: lo que los participantes realmente saben en la tarea de juego de Iowa. Actas de la Academia Nacional de Ciencias, 101, 16075–16080.

Pham, M. T. (2007). Emoción y racionalidad: una revisión e interpretación crítica de la evidencia empírica. Revisión de Psicología General, 11(2), 155–178.

Raghunathan, R. y Pham, M. T. (1999). No todos los estados de ánimo negativos son iguales: influencias motivacionales de ansiedad y tristeza en la toma de decisiones. Comportamiento organizacional y procesos de decisión humana, 79, 56–77.

Schaefer, A., Nils, F., Sánchez, X. y Philippot, P. (2010). Evaluación de la eficacia de una gran base de datos de películas que provocan emociones: una nueva herramienta para los investigadores de las emociones. Cognición y emoción, 24, 1153–1172.

Small, D. A. y Lerner, J. S. (2008). Política emocional: la tristeza y la ira personales dan forma a los juicios sobre un caso de asistencia social. Psicología Política, 29(2), 149–168.

Smith, C. A. y Ellsworth, P. C. (1985). Patrones de valoración cognitiva en la emoción. Revista de personalidad y psicología social, 48, 813–838.

Stanovich, K. E. y West, R. F. (2000). Diferencias individuales en el razonamiento: implicaciones para el debate de la racionalidad. Ciencias del comportamiento y del cerebro, 23, 645–665.

Steingroever, H., Wetzels, R., Horstmann, A., Neumann, J. y Wagenmakers, E. J. (2013). Desempeño de participantes sanos en la tarea de juego de Iowa. Evaluación psicológica, 25(1), 180–193.

Suzuki, A., Hirota, A., Takasawa, N. y Shigemasu, K. (2003). Aplicación de la hipótesis del marcador somático a las diferencias individuales en la toma de decisiones. Psicología biológica, 65(1), 81–88.

Tiedens, L. y Linton, S. (2001). Juicio bajo certeza e incertidumbre emocional: los efectos de emociones específicas en el procesamiento de la información. Revista de personalidad y psicología social, 81(6), 973–988.

Tooby, J. y Cosmides, L. (1990). El pasado explica el presente: adaptaciones emocionales y estructura de ambientes ancestrales. Etología y Sociobiología, 11, 375–424.

Toplak, M. E., Jain, U. y Tannock, R. (2005). Procesos ejecutivos y motivacionales en adolescentes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Funciones cerebrales y conductuales, 1, 8.

Wilder, K. E., Weinberger, D. R. y Goldberg, T. E. (1998). Condicionamiento operante y la corteza orbitofrontal en pacientes esquizofrénicos: evidencia inesperada de funcionamiento intacto. Investigación sobre la esquizofrenia, 30, 169–174.


La evaluación de la calidad de vida en barrios en transición

La calidad de vida (CV) está siendo considerada como uno de los conceptos fundamentales en la era contemporánea. Intenta evaluar el nivel de bienestar general de las comunidades. Los vecindarios urbanos en transición poseen una situación específica y, como resultado, presentan una calidad de vida distintiva. El principal objetivo de este estudio es identificar y medir las dimensiones de la calidad de vida en barrios urbanos en transición utilizando índices objetivos y subjetivos pertenecientes al barrio de Darvazeshemiran en Teherán. Para lograr esto y recopilar los datos necesarios, se distribuyeron 244 cuestionarios entre los residentes de Darvazeshemiran. Este estudio sugiere que existe un bajo nivel de calidad de vida en el área de estudio. Es decir, el 64,3% de los residentes estaban insatisfechos con el nivel prevaleciente de CV. Esto, a su vez, está asociado con la naturaleza transicional de este vecindario. Los residentes estaban muy insatisfechos con respecto a la calificación ambiental en contraposición al estado de accesibilidad. Además, este estudio identificó cinco factores objetivos, respectivamente, con respecto a la calidad de vida. Existe una baja correlación entre las dimensiones subjetiva y objetiva. Eso exige una consideración simultánea de las dimensiones objetiva y subjetiva. Se argumenta que los tratamientos individuales de cada uno no podrían representar con precisión la calidad de vida de los residentes.

Esta es una vista previa del contenido de la suscripción, acceda a través de su institución.


Ver el vídeo: Estereotipos de género en las publicidades (Agosto 2022).